Casarse con una mujer 10 años mayor que yo

Hola yo me llamo iris soy de Macachin la Pampa y te cuento que estoy en pareja hace 3 años con una persona 12 años menos, el tiene 23 y yo 35, tengo 3 hijas de mi pareja anterior y una bebe con el.Somos muy felices nos amamos mucho y tanto a mi familia como la de el nos aceptaron desde un principio, es tan grande nuestro amor que cuando me ... Me debo de casar con un hombre mayor que yo. ... descubrió la infidelidad de su marido con una joven mujer de 40 años, y no solo eso, sino que le descubrió pornografía escondida en su casa ... No sé hasta qué punto tuvo que ver esto con la decisión de casarse con mujeres con 10 años más. Seguramente se enamoraron de verdad. Otro caso. Un chico de 34 años, tímido, que se casa con una adolescente de 17 añitos, estudiante y sin experiencia alguna en temas amorosos. En cambio, las bodas en las que el marido era entre 6 y 10 años mayor fueron el 13,8%. Pero las relaciones en las que la mujer es mayor cada vez son más frecuentes. La proporción de matrimonios ... Ese año, los matrimonios en los que la mujer era entre 6 y 10 años mayor fueron sólo el 3,4%. En cambio, las bodas en las que el marido era entre 6 y 10 años mayor fueron el 13,8%. Pero las relaciones en las que la mujer es mayor, y que no necesariamente acaban en boda que el INE pueda contabilizar, cada vez son más frecuentes. ¿Por qué? Hay personas que ven en la diferencia de edad un problema a la hora de comenzar una relación sentimental. Ya sea porque la otra persona es mayor o menor, esta circunstancia puede provocar que la relación no llegue a fraguarse por esta diferencia. Complejos, falta de madurez o cualquier otra razón sirven para poner la diferencia de edad como excusa para no querer conocer a alguien. Siendo él 10 años menor, hará de todo por complacerte en la cama y para probarse (a sí mismo) que puede contigo, una mujer más experimentada que necesita un HOMBRE con todas las letras. mujer. Pros y contras de una relación con alguien más mayor ... pudiendo encontrar hombres de cuarenta años que aún arrastran el síndrome de Peter Pan o jóvenes con una larga vida a las ... Tengo 58 años de edad, en este momento, tengo 10 años de haberme divorciado de la madre de mis hijas a quien le llevo 5 años, sin embargo siempre me he sentido atraído por las mujeres jóvenes, al grado tal que llevo 4 años con una mujer 30 años menor que yo, hasta ahora, a pesar de la edad, hemos tenido una relación normal, ambos ... Conozco a un tipo de 31 años que se ha enamorado perdidamente de un mujer diez años mayor que él. Lo que empezó como una relación exclusivamente sexual y con compromiso de ambos de no llegar ...

Que peos culturales y/o generacionales han tenido con sus familiares y personas cercanas? Como lidian con eso?

2019.12.04 19:15 Guavaberry27 Que peos culturales y/o generacionales han tenido con sus familiares y personas cercanas? Como lidian con eso?

Estaba conversando con una prima el otro día sobre lo normal que es tener desacuerdos con familiares al respecto de estilos de vida, y que esto se ha exacerbado muchísimo con la immigración y el contraste de culturas. Al mismo tiempo, muchas de esas tradiciones o conceptos han cambiado porque al emigrar, estas expuesto a otras culturas o simplemente hay mas libertad porque no tienes a esos familiares cerca.
Pongo mi ejemplo para explicar lo que quiero decir: Hace casi 10 años me mudé con mi familia al imperio despues de graduarme del colegio. Vivía en casa con ellos, y era un contraste raro porque en el college obvio que muchísima gente vivía en dorms y hacían lo que les daba la gana mientras que yo tenía que "respetar las reglas de la casa". Tenía hora de llegada y ni hablar de pasar la noche en casa de mi novio. No tenía las posibilidades económicas de vivir sola asi que me tocaba seguir sus reglas y ya.
Eso siguió hasta que un día me arreché y no les hice caso. Fueron muchísimas peleas e insultos y "así no te criamos" hasta que al fin como que medio entendieron o no les quedó de otra de darse cuenta de que no vivíamos en Vzla, que las cosas no son ya como ellos crecieron y que les toca acostumbrarse de que viven en otra época y en otro pais con otras costumbres.
He oido muchas historias parecidas, sobretodo de amigas cuyos padres no se imaginaron hace 10 años, y que nunca les hubiesen permitido vivir que si con los novios solas sin casarse o vainas asi. Pero que coño van a hacer los papás, tíos, abuelos, etc si estan en Venezuela y la caraja vive en Madrid.
A veces también tengo encontronazos fuertes que si con familiares mayores o panas que viven en Venezuela y tienden a tener opiniones super retrógradas en vainas de orientación sexual, relaciones de pareja, derechos de la mujer, enfermedades mentales, etc. A veces me arrecho y trato de discutir las vainas, a veces me doy cuenta de que no importa cuanto discuta, no le voy a cambiar la opinión a alguien que crea que los gays se van al infierno o que no es el fin del mundo si una pareja decide no tener hijos.
Este tipo de temas me da mucha curiosidad siempre porque, siendo un país bastante tradicional y católico, gracias al peo económico y político, muchas de esas cosas siento que se han visto forzadas a cambiar por cuestiones de immigración, independencia (ya no vives en casa de tus padres si no en otro continente) y estar expuestas a otras culturas (sobretodo las mas seculares).
Han tenido conflictos de ese estilo? Como lo solucionaron? Tuvieron su peo? Sus padres se calaron la vaina? Le mienten a las abuelas para que no se arrechen? Echenme los cuentos.
submitted by Guavaberry27 to vzla [link] [comments]


2019.08.07 01:45 RadfemXX__ Ansia de libertad, las mujeres japonesas optan por no casarse

TOKIO - La novia llevaba un pastel de cumpleaños por vestido, con un corpiño festoneado y una gran falda de aro. Un velo brotó de su melena negra. Momentos antes de que comenzara la boda, ella permaneció en silencio en una escalera, esperando descender a la ceremonia.
"Wow", pensó. "Realmente estoy haciendo esto".
Esta no fue una boda convencional para unir a dos personas en matrimonio. En cambio, un grupo de casi 30 [email protected] se reunieron en una sala de banquetes en uno de los distritos más de moda de Tokio el año pasado para presenciar a Sanae Hanaoka, de 31 años, mientras realizaba una declaración pública de su amor, por sí misma.
"Quería descubrir cómo vivir sola", dijo Hanaoka al grupo, parada sola en un escenario mientras les agradecía por asistir a su boda en solitario. "Quiero confiar en mi propia fuerza".
No hace mucho tiempo, a las mujeres japonesas que no se habían casado después de los 25 años se les llamaba "pastel de Navidad", un insulto que las compara con los viejos pasteles navideños que no se pueden vender después del 25 de diciembre.
Hoy, tales insultos se han desvanecido a medida que un número creciente de mujeres japonesas posponen o renuncian al matrimonio, rechazando el camino tradicional que conduce a lo que muchos consideran ahora como una vida de trabajo doméstico.
El porcentaje de mujeres que trabajan en Japón es más alto que nunca, sin embargo, las normas culturales no se han puesto al día: todavía se espera que las esposas y madres japonesas carguen con la peor parte de las tareas domésticas, el cuidado de los niños y la ayuda para sus familiares mayores, un factor que obstaculiza Muchas de sus carreras.
Harta del doble rasero, las mujeres japonesas están optando cada vez más por abandonar el matrimonio por completo, centrándose en su trabajo y en nuevas libertades, pero también en alarmantes políticas preocupadas por tratar de revertir la disminución de la población de Japón.
A mediados de la década de 1990, solo una de cada 20 mujeres en Japón nunca se había casado cuando cumplieron 50 años, según las cifras del censo del gobierno. Pero para 2015, el año más reciente para el que hay estadísticas disponibles, eso había cambiado drásticamente, y una de cada siete mujeres seguía soltera a esa edad.
Y para las mujeres de 35 a 39 años, el porcentaje fue aún mayor: casi una cuarta parte nunca se había casado, en comparación con solo alrededor del 10 por ciento dos décadas antes.
El cambio es tan sorprendente que un número creciente de empresas ahora atiende a solteros, y a mujeres solteras en particular. Hay salones de karaoke únicos con zonas exclusivas para mujeres, restaurantes diseñados para cenas en solitario y complejos de apartamentos destinados a mujeres que buscan comprar o alquilar casas por su cuenta. Las compañías de viajes reservan tours para mujeres solteras, y los estudios fotográficos ofrecen sesiones en las que las mujeres pueden ponerse vestidos de novia y posar para retratos de novia en solitario.
"Pensé:" Si me caso, tendré que hacer más tareas domésticas "", dijo Kayoko Masuda, de 49 años, una caricaturista soltera que se detuvo para bailar en privado en un salón de karaoke One Kara en Tokio. Una sección separada está acordonada para mujeres, detrás de puertas correderas marcadas como "Solo para damas".
"Me encantó mi trabajo, y quería ser libre de hacerlo", dijo Masuda sobre su estado de soltera.
El año pasado, según las estimaciones del gobierno, el número de parejas que se casaron alcanzó el nivel más bajo desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Fue el sexto año consecutivo de disminución en la tasa de matrimonio de la nación, que está cayendo a un ritmo mucho más rápido que la caída de la población de Japón en general.
No es sorprendente que el número de nacimientos en Japón, un país donde pocas personas tienen hijos fuera del matrimonio, también esté cayendo. El año pasado, el número de bebés nacidos en el país cayó al nivel más bajo desde al menos 1899, cuando comenzó el mantenimiento de registros.
Los gobiernos locales, ansiosos por fomentar el matrimonio y aumentar la fertilidad, han comenzado campañas para unir a las parejas. "Estamos trabajando para fomentar una mente para el matrimonio", se lee en un anuncio de giras de emparejamiento y seminarios para solteros patrocinados por el Gobierno Metropolitano de Tokio.
Pero para más y más mujeres japonesas, que tradicionalmente han sido circunscritas por sus relaciones con hombres, niños y otros miembros de la familia, la soltería representa una forma de liberación.
"Cuando se casan, tienen que renunciar a tantas cosas", dijo Mari Miura, profesora de ciencias políticas en la Universidad de Sophia en Tokio, "tantas libertades y tanta independencia".
El cambio está vinculado a la cambiante fuerza laboral japonesa. Cerca del 70 por ciento de las mujeres de 15 a 64 años ahora tienen trabajo, un récord. Pero sus carreras a menudo se ven frenadas por una marea implacable de cargas domésticas, como completar los meticulosos registros diarios requeridos por las guarderías de sus hijos, preparar las comidas complejas que a menudo se esperan de las mujeres japonesas, supervisar y firmar la tarea de la escuela y sesiones de tutoría después de la escuela o rondas colgantes de ropa, porque pocos hogares tienen secadoras eléctricas.
Si bien algunos hombres dicen que quieren contribuir más y el gobierno ha instado a las empresas a reformar la cultura laboral aplastante, se espera que los empleados dediquen la mayor parte de sus horas de vigilia a la empresa, lo que dificulta que muchos esposos participen mucho en el hogar frente.
"Es tan obvio para muchas mujeres que tienen trabajo que es muy difícil encontrar un hombre que esté disponible para ser un cuidador en la familia", dijo Kumiko Nemoto, profesora de sociología en la Universidad de Estudios Extranjeros de Kyoto.
La cultura orientada al consumo de Japón también significa que las mujeres solteras con carreras y dinero tienen una amplia gama de actividades y salidas emocionales que sus madres o abuelas no tenían, agregó Nemoto. Y, en particular, las mujeres japonesas ya no necesitan maridos para garantizar su seguridad económica.
"Una razón para casarse por una mujer es tener una vida financiera estable", dijo Miki Matsui, de 49 años, directora de una editorial de Tokio. "No me preocupa estar solo conmigo mismo o cualquier preocupación financiera. Así que no tuve que perseguirme en un rincón y elegir el matrimonio por razones financieras ".
Para algunas mujeres solteras, sus amigas casadas con hijos sirven como cuentos de advertencia.
Shigeko Shirota, de 48 años, que trabaja como administradora en un preescolar y vive en un condominio que ella misma compró, dice que muchas de sus amigas casadas se quedan en casa con sus hijos y reciben poca ayuda de sus esposos.
"No es justo que las mujeres tengan que quedarse atrapadas en sus hogares como amas de casa", dijo Shirota. “Son felices mientras estén con sus hijos, pero algunas de ellas simplemente describen a sus esposos como un bebé grande. Realmente no les gusta tener que cuidar a sus maridos ".
La soltería ha liberado a la Sra. Shirota para viajar mucho y dedicarse a sus pasatiempos. Se ha inscrito en clases de fabricación de joyas y es una ávida bailarina irlandesa. El verano pasado compitió como bailarina en Irlanda y luego llevó a su madre a un viaje a China. Hace un par de años, realizó un crucero de lujo en la línea Queen Elizabeth y reservó un camarote para ella.
"Ya no tenemos que depender de los hombres", dijo Shirota.
En una tarde reciente, se unió a otras cinco mujeres en una clase de baile irlandés en un estudio ubicado en el piso superior de una tienda por departamentos en un suburbio de Tokio. Mientras el grupo practicaba jigs y carretes, la Sra. Shirota se deslizó por el piso de madera con patadas afiladas y pasos precisos.
Después de la clase, las mujeres ordenaron té y sándwiches en un restaurante a pocos pisos. La Sra. Shirota sacó su teléfono para mostrar fotos de su viaje de verano a Irlanda. Una compañera de clase, una madre casada de tres adolescentes, recordó un viaje familiar allí años antes, lamentando que no hubiera regresado debido al costo prohibitivo de los boletos aéreos para una familia de cinco.
Algunos hombres están reaccionando a las realidades económicas de Japón evitando también el matrimonio. Desde que estalló la burbuja especulativa de acciones y propiedades a principios de la década de 1990, los salarios se han estancado. El pacto social de larga data entre empleadores y trabajadores, en el que pocas personas fueron despedidas y se les garantizó a los empleados un empleo de por vida, ha disminuido. Aproximadamente una quinta parte de los hombres están ahora consignados en trabajos irregulares por contrato que ofrecen poca estabilidad o potencial de avance.
Con la expectativa social de que los hombres deberían ser los principales sostén de la familia, muchos hombres se preocupan de que tendrán dificultades para mantener financieramente un hogar. Poco más de un tercio de los hombres de entre 35 y 39 años nunca se han casado, en comparación con menos de una cuarta parte hace 20 años.
"Hoy en día, los salarios de los hombres no están creciendo, por lo que no ganan lo suficiente para mantener a sus propias familias", dijo Kazuhisa Arakawa, directora senior de una empresa de marketing que escribió "Super-Solo Society" y "The Rise of the Solo Economy". . "
El Sr. Arakawa, que llegó a la mayoría de edad en los últimos años de la burbuja y es soltero, dice que muchos de sus compañeros hombres ven el matrimonio como un obstáculo.
Por supuesto, los asuntos del corazón no se ajustan estrictamente a las condiciones económicas. Permanecer soltero es a menudo menos una postura deliberada que una reflexión de que la urgencia de casarse ha disminuido en la sociedad actual, dicen los expertos.
"Los datos sugieren que muy pocas mujeres miran la disposición de la tierra y dicen 'No me voy a casar'", dijo James Raymo, profesor de sociología en la Universidad de Wisconsin-Madison, quien ha escrito extensamente sobre el matrimonio en Japón . Más bien, dijo, "posponen y posponen y esperan las circunstancias correctas, y luego esas circunstancias nunca se alinean del todo y derivan en la soltería de por vida".
Kaori Shibuya, de 42 años, tenía una relación a largo plazo de unos 20 años que no funcionó, y luego conoció una posibilidad de matrimonio a través de un casamentero de unos 30 años. Pero no había química. Ella ha salido ocasionalmente desde entonces.
"No creo que haya elegido un camino", dijo. "Pero he tenido todas estas oportunidades en el camino".
La Sra. Shibuya, que vive con su madre viuda, dijo que algunas mujeres eligen el matrimonio porque se sienten vulnerables solas. Pero ella comenzó su propio negocio hace dos años, un café, y confía en poder mantenerse.
De niña, dijo la Sra. Shibuya, la relación de sus padres parecía idílica. "Pero ahora como adulta, miro hacia atrás y me doy cuenta de que tal vez tuvo que soportar muchas cargas", dijo. "En las generaciones anteriores, los esposos eran los jefes de la familia y las esposas eran obedientes y estaban en una posición más débil".
Las mujeres que no están interesadas en tener hijos a menudo ven poco sentido en el matrimonio. Aunque la maternidad soltera está en aumento en Japón, se debe principalmente al divorcio más que a las mujeres que eligen tener hijos por su cuenta.
"No es demasiado exagerado decir que las personas en Japón se casan porque quieren tener hijos", dijo Mary C. Brinton, profesora de sociología en la Universidad de Harvard que se enfoca en el Japón contemporáneo. "Si no vas a tener hijos, hay menos razones para casarte en Japón".
Ser soltera también conlleva compensaciones. La Sra. Hanaoka, la mujer que celebró una boda en solitario el año pasado, comparte una casa destartalada en las afueras de Tokio con dos compañeros de cuarto. Cuando la soledad se acerca, ella saca el video de su ceremonia para recordarle a las personas que la apoyan y la aman.
La Sra. Hanaoka también recuerda que, cuando era pequeña, su madre a menudo parecía infeliz. Luego, después de la universidad, enseñó kindergarten, dándole una mirada de primera mano sobre cuántas madres parecían estar "esforzándose demasiado por cuidar a sus propios hijos, pero no cuidarse a sí mismas".
"Si me convierto en madre", dijo Hanaoka, "me temo que se espera que actúe en el papel de madre que exige la sociedad japonesa, en lugar de ser yo misma".
Ha salido de vez en cuando, vive frugalmente y, disfrutando de su libertad, viajó a México el otoño pasado.
"Prefiero hacer lo que quiero hacer ahora", dijo.
http://archive.is/RPPkV#selection-927.0-943.58
submitted by RadfemXX__ to FeminismoRadical [link] [comments]


2019.05.09 17:40 gustavoeo Mi deuda con Evita

Pasaron cien años del nacimiento de Eva María Duarte, mejor conocida como Evita Perón. Es conocido mi anti-peronismo y con Evita mi opinión no difiere de la que tengo de Perón y la considero una de las causas del fracaso de este país como república. Pero cien años son cien años, y hoy dejaré de lado mi opinión negativa sobre ella basada en su autoritarismo, fascismo, antisemitismo, resentimiento, potenciado por el hecho de que fuera de una serie de alergias y uno que otro trastorno psicológico, lo único que ha sobrado tanto en mi familia paterna como materna ha sido un profundo antiperonismo, siendo comerciantes sin secundario ambos abuelos más de una vez fueron víctimas de expropiaciones de la Fundación Eva Perón, destruyendo el fruto de su trabajo con todo el peso del estado…así y todo por el centenario me propuse hacer una excepción al gorilismo propio y heredado para focalizarme en cosas positivas, tareas que no son para nada fácil, pero nunca me gustaron las tareas fáciles..
Después de mucho pensar pensé que podría resaltar su ambición y astucia, naciendo de familia humilde llegó a ser el equivalente a un semidiós de una de las mayores potencias económicas del mundo, otra podría ser la valentía, la cual siempre debe ser admirada independientemente de quien venga, o quizás su necedad…siempre me gusto la gente cabezadura…y Evita fue una campeona en este tema…haciendo que Argentina se pelee con su eterno aliado conservador, la iglesia católica, por conseguir ese bendito divorcio y poder casarse con Juan Domingo, fenómeno frugal que duró solo un día y quedó cerrado para el resto de la población hasta 1986 …pero tengo que confesar que lo primero positivo que pensé al forzar el ejercicio fue que probablemente Eva María Duarte de Perón me salvó la vida.
No, no soy tan viejo, tengo cuarenta y un años, Evita llevaba veinticinco años muerta cuando yo nací, y como ya expliqué poco ayudo a mi familia, pero el mito de “la madre de todos los argentinos” me salvó en tierra foránea. Era el año 2002, Argentina había explotado por los aires y más de media docena de presidentes habían pasado por Casa Rosada, todo el escenario dantesco yo lo vivía a la distancia ya que estaba haciendo mi pasantía en Toulouse. Después de varios meses en la empresa tuve la posibilidad de hacer un pequeño break en el trabajo y coodiné con mi amigo Alejandro que vivía en Metz un super plan llamado “The Chemical Week”, plan sin fisuras en el cual nos reuniríamos en Amsterdam, luego iríamos a Roterdam, Brujas, Bruselas y coronaríamos en estadio Zenit de París en un recital de los Chemical Brothers.
El viaje empezó de mil maravillas en Amsterdam, la ciudad de los canales, las bicicletas, la noche, las mujeres hermosas y las drogas no solo nos resultó increíblemente divertida sino tranquila, linda y cultural, la diversión era intercalada con Rembrandt, Vermeer y obviamente Vincent van Gogh, siendo realmente afortunados y pudiendo asistir a la ocasión histórica en la cual todos los girasoles estuvieron juntos después de ser pintados por una muestra especial que hubo ese mes.
Rotterdam era una experiencia realmente distinta, más moderna y con lo osco de toda ciudad puerto, una experiencia que no está pre digerida para turistas típicos, los cuales no los éramos. Hicimos foco en la arquitectura, Rotterdam fue totalmente destruida en la segunda guerra, por lo que la ciudad se digna de tener una arquitectura de postguerra de vanguardia. El primer día de tres que teníamos planeados paseamos por las bizarras Kubuswoning, el instituto de arquitectura, y fuimos a un par de molinos. De noche solo fuimos por unas cervezas, la idea era acostarse temprano, Amsterdam había dejado algo de secuelas, en el camino de vuelta vimos que en el teatro Oude Luxor presentaban a Mercedes Sosa como “the argentinean diva”, me reí solo al recordar un chiste que mi hermano me había contado sobre ella diciendo “Ahora manejo un mercedes clase S…pero como extraño a mi ranchito”. El segundo y último día no recuerdo que plan teníamos, el tren salía casi a la noche, debíamos tener planes, pero no los recuerdo, solo recuerdo que nos sentamos en una plaza a fumar y pusimos nuestros bolsos bajo el asiento, los dos fumando y mirando para adelante…cuando pasa él…Roberto…el verdadero personaje de esta historia.
Roberto deambulaba a unos diez metros en forma perpendicular a donde nosotros estábamos sentados, su paso era errático y leto por que Roberto era un yonki, no, no era un drogadicto, o SOLO un drogadicto, el era un yonki, termino no muy conocido en el florido español latinoamericano, pero termino de por más específico, el yonki no es cualquier adicto, es un adicto a la realeza inversa de las drogas autodestructivas y solo pueden entrar a ese panteon del infierno los consumidores adictos a la heroína y al crack. La única forma de entender un yonki es realmente ver un yonki, y Roberto fue mi primer avistamiento de un yonki, y tengo que confesar que fue una especie de hipnosis. Verlo caminar hacia adelante, hacia al costado y hacia atrás, pero de alguna forma se las arreglaba para avanzar, hasta que salí del trace al escuchar el ruido metálico del cuchillo que se le cae detrás del pantalón al piso. Se frenó y agachó para levantarlo y allí fue donde cruzamos miradas, y mientras el cambiaba su desconocido rumbo hacia nosotros yo maldecía el momento en el que había visto la situación. En pocos segundos estábamos en una situación de por más complicada, los dos sentados, los bolsos debajo de asiento de plaza y Roberto parado a un par de centrímetros de nosotros, lo que casi impedía pararnos sin violencia. Roberto estaba allí, parado sin hacer nada y con su cuchillo en la mano, sus brazos estaban todos picados por la heroína. No hicimos nada, por lo que quedamos sentados mirándolo sin hacer ningún movimiento y el allí…mirando la nada…o mejor dicho…el abismo. Después de unos larguísimos segundos empezó a hablar en dutch, en ingles le dijimos que no hablábamos su idioma, de forma inmediata empezó a hablar en inglés, su acento era perfecto, pero no así su relato el cual era de por más incoherente, pero más o menos explicaba que el llevaba días sin dormir, y sin comer, que se sentía muy mal, y por eso llevaba ese cuchillo, que era para defensa…pero que para atacar usaba otro cuchillo, y en ese momento se levanta la campera y muestra otro cuchillo en su cinturón el cual también agarra. Nos explica que con ese cuchillo había atacado a un policía unos días antes atacándolo al cuello, pero que lamentablemente no lo había podido matar, dejó claro que no era por algo personal, sino porque en la cárcel podría dormir y comer…allí es cuando su narración es interrumpida por Alejandro que pregunta “¿Qué necesitas? ¿Te podemos ayudar?”, ya que lo más extremo de la situación es que en ningún momento Roberto nos pedía dinero, solo recitaba su relato infernal y cada vez de forma más violenta, y llegué a pensar que era una especie de gentileza, una explicación que nos estaba haciendo de por que nos iba a matar, una especie de Ezquiel 25 17 de Jules Winnfield en Pulp Fiction… “Tengo hambre” dijo Roberto…nosotros sacamos unas monedas y unos euros de los bolsillos y le dijimos aliviados “tomá Roberto, andá a comprar algo para comer”…y en ese momento juro que vi el rush de locura en sus ojos, tiró el dinero al suelo y grito “NO SOY UN BEBÉ” y apretó la empuñadura de su cuchillo, teníamos mucho miedo, pero ninguno de los dos era cobarde, sentía como el cuerpo se ponía en modo vida o muerte, también aprete mi puño y planifiqué en como golpearlo o empujarlo para minimizar el riesgo del cuchillo, con Alejandro habíamos participado en más de una pelea juntos y en una de varios contra nosotros dos, dos contra uno sonaba una facil vitoria, pero el instinto de supervivencia por un segundo nos indicó que golpear un yonki con un cuchillo en mano no era un buen negocio, y optamos por intentar calmarlo…”ok, no sos un bebé, no dijimos eso, tenes hambre, entonces tomá” y le pasamos lo único que teníamos…una cajita de tictacs…Roberto frenó su actitud violenta y se puso a mirar la caja de tictacs…la abrió, y la a empezó a agitar a unos 10 centietros de su boca, juro que tengo el recuerdo en cámara lenta…algunas pastillas ni se acercaban a su boca, otras rebotaban en sus dientes, y otras caían en su lengua, sus labios estaban todos rotos y tenían pasta en la comisura…se llenó la boca de tictacs y las tragó… “denme algo más”….”no tenemos nada mas”… “denme algo…si mato a alguien voy a comer”….”Roberto no tenemos nada”…allí fue cuando bajó de la nebulosa yonki por un segundo e hizo foco con sus ojos por un segundo…”su ingles es raro, ustedes de donde son”…”de Argentina”….Roberto miró a la nada…se dio vuelta y se fue cantando “Don’t cry for me Argentina”...Esperamos a que se fuera, caminamos hasta la estacion de trenes y adelantamos nuestro pasaje a Brujas...habiamos tenido sufieciente de Rotterdam.
Mario Japaz
submitted by gustavoeo to argentina [link] [comments]


Matrimonio con menor de edad Sara Curruchich nos presenta a 'La Siguanaba' Modelo ARGENTINA prueba DULCES MEXICANOS Ventajas y desventajas de salir con una mujer mayor que tú ... Cuando la mujer es la mayor  Priyanka Chopra y Nick Jonas Tuve SEXO con una Mujer 14 Años Mayor Que Yo  STORYTIME SALÍ con una MUJER 10 años MENOR que YO!

¿Diez años es mucha diferencia de edad?

  1. Matrimonio con menor de edad
  2. Sara Curruchich nos presenta a 'La Siguanaba'
  3. Modelo ARGENTINA prueba DULCES MEXICANOS
  4. Ventajas y desventajas de salir con una mujer mayor que tú ...
  5. Cuando la mujer es la mayor Priyanka Chopra y Nick Jonas
  6. Tuve SEXO con una Mujer 14 Años Mayor Que Yo STORYTIME
  7. SALÍ con una MUJER 10 años MENOR que YO!

Ella 36 y el 25, ¿crees que es buena idea casarse con alguien más joven, cuando en este caso es la mujer la mayor? La actriz de Bollywood y ahora también de Hollywood, Priyanka Chopra, está ... SALÍ con una MUJER 10 años MENOR que YO! - Duration: 13:08. RaulitoShow 101,102 views. ... CONOCÍ a una MUJER 15 AÑOS MAYOR que YO! Veronica Toussaint - Duration: 26:40. CONOCÍ a una MUJER 15 AÑOS MAYOR que YO! Veronica Toussaint - Duration: 26:40. RaulitoShow 61,346 views. 26:40. ... SALÍ CON UNA MODELO BRASILEÑA y esto fue lo que pasó... ¿Un adulto de 45 años se puede casar con una menor de 16 años? ¿Qué pasa si la menor tiene menos de 16 años? ¿Cuándo se configuro el delito de agresión sexual? “La Siguanaba” era una mujer joven que fue obligada a casarse con un hombre cuarenta años mayor que ella. Dicho hombre la hechizó, convirtiéndola así en una mujer fea y vieja. 'Ventajas y desventajas de salir con una mujer mayor que tú' Libro Gratis: http://atraccionla.com/youtube/ 30 errores que alejan emocionalmente a una mujer d... Espero que les haya gustado el video, suscribanse y esten al pendiente de los videos que subire de Cancun!!!