Relaciones de pareja en la adolescencia

Las Relaciones de Pareja en los Adolescentes de Cuenca: su relación con el machismo/marianismo Authors. Ana Cristina Cevallos Neira. Proyecto: Promoción de la Salud Sexual para Adolescentes, “HUMSEX”, Programa VLIR, Universidad de Cuenca, Cuenca, Ecuador ... been developed in Europe and North America but there’s a void with respect to ... Establecer como consideran las relaciones de parejas los adolescentes en la actualidad. 3.2 Objetivos específicos: Delimitar los diferentes tipos de amor; Según consideren los adolescentes la intimidad, la pasión y el compromiso en las relaciones de pareja. Inferir como viven las relaciones de pareja los adolescentes. La adolescencia es una etapa muy bonita e importante en nuestra vida, se acaba de salir de la niñez y uno empieza a descubrir su cuerpo, sus sentimientos, etc. Todo esto viene acompañado de cambios físicos y emocionales, como por ejemplo el interés repentino por el sexo opuesto, que no es otra cosa que empezarnos a enamorar. Más aún, se ha reconocido que las relaciones de pareja en la adolescencia marcan el desarrollo de la vida de los adolescentes, debido a que a través de las experiencias íntimas con otros se ... Las relaciones de pareja; Las relaciones sociales. El grupo de iguales pasa a constituir el contexto de socialización preferente en la etapa de la adolescencia, además de convertirse en una importante fuente de apoyo donde emplear gran parte de su tiempo libre en grandes pandillas. Para que el adolescente aprenda a tener unas buenas ... Relaciones de pareja en la adolescencia orientadas al daño psicológico. El amor, en palabras de Bauman (2005), es líquido, fluye y está en constante cambio. Esta descripción del amor en la sociedad postmoderna, según el autor, implica una construcción de las relaciones sobre la base del individualismo y la superficialidad de la sociedad ... Un adolescente con relaciones sanas es mucho más feliz y sabe respetarse y respetar a la pareja y cuando forme una familia sabrá también respetar a sus hijos si es que desea tenerlos, lo que sin duda lleva a mejorar a toda la sociedad así que, nunca subestimes la importancia de todo aquello que aprenden en casa.

10 sin eyacular. Efectos secundarios no deseados.

2020.05.10 00:04 manuel89tw 10 sin eyacular. Efectos secundarios no deseados.

Caí en esto por casualidad. Cuando empece la cuarentena me dije "bien me la voy a jalar a gusto todo los días", porque cuando eres adulto de 32 con una carrera y pagas impuesto, la verdad que extrañas ser un adolescente que se la puede cascar cuando quiera. Pero cualquier tipo de exceso es malo, y de luego de una semana ya no se sentía bien los orgasmo, estaba apático y de malas. Así que deje de masturbarme y recordé los sueños húmedo de los que todos hablan, y de lo que yo solo tuve 3 en mi vida, y fueron de las mejores orgasmos que he tenido. Con la idea de inducirme a un sueño húmedo empece a masturbarme antes de dormir sin eyacular, pero los sueño no venia, y todos los días me masturbaba mas tiempo contal de estar super caliente y que el sueño llegara si o si. Hasta tuve sexo virtual con una ex, con la que terminamos porque yo trabajaba mucho y no le dedicaba tiempo a la pareja. Todo eso sin eyacular. Pero la revelación ademas de que lo puñeteros sueños no llegaron, fue que me sentía bien, lleno de energía, lucido, de buen humor, activo, con la libido por el techo, dormía poco y me sentía super bien
Todo beneficios , tanto que averigüe que es eso de masturbarse sin eyacular, ya que sexualmente me sentía super satisfecho. Mi erecciones duras, ningún problemas. Leí sobre el hombre multorgasmico y todo lo que comente antes. Leí algo que me quedo en la mente que es que para la mujer lo mas cercano al desgaste físico que tiene el hombre al eyacular es su periodo. Con base en esta premisa he tomado la decisión de no eyacular en 30 días (antes del reto me permití eyacular cada cuatro días masturbándome), creo que para finalizar este reto voy a festejar quedando con mi ex. Luego de eso voy en verdad practicar disociar el orgasmo de la eyaculacion, para poder tener relaciones regulares pero eyaculando una vez a la semana. Ahora estoy masturbándome entre una hora , hora y media, hasta dos horas. Evito el porno rebusco en mi memoria mis mejores experiencia, o fantasía con personas que me gustaban, dejo bajar mi mente. Lo que he notado es que durante el acto tengo mucho miniorgasmo, no se comparan al orgasmo de un muy buena relación pero si resultas reconfortantes, no se si esto es lo que llaman los multiorgasmo, pero yo espero en el futuro llegar a atener orgasmo al completo sin venirme. Pero veremos,que eso es tarea para luego de los 30 días.
Pero, pero, pero.... no todo es color de rosa. Mi cuerpo esta lleno de energía, pero no la sabe administra no sabe como asimilarla, hago muchas pesas y ejercicio ahora, pero igual mi cuerpo no se cansa, y estoy inquieto, quiero salir correr saltar edificios, no se.... para controlar esto, elimine café, azucar, te , gaseosas, todo lo que energice al cuerpo de mas.
Segundo problemas es el acné, me han salido uno par de granos, pero uno señores granos, de lo que dueles...supongo que mi cuerpo tiene que asimilar la testosterona y todo lo demás que no le estoy quitando, pero siento que estoy en una segunda adolescencia. Escuche que los fisiculturista que se hormona sufren acné, así que supongo que debe ser algo similar. No son granitos como cuando te pasas de mayonesa y chocolates, son pústulas horribles(pocos pero dolorosos), uno en la cabeza. Para solucionar esto me baño tres veces al días, uso un cepillo de cuerpo, elimine grasas de mi dieta y todo lo que pueda empeorar el tema, y finalmente, tome amoxilina para evitar infecciones. Eso si de alguna forma pese a al acné, hoy en la mañana me note la piel mas elástica, mucho mejor....había leído que alguna mina se untaba semen en al piel, pues debe ser que muchas de sus propiedades son buenas, porque se siente mejor, mas allá de las partes con acné. Esto es un dato a tener en cuenta para los adolescente que ya tengan un problema de acné. Tengo fe en que sera momentáneo en lo que mi cuerpo asimile todo estos cambios.
El tercer inconveniente y el que me re jodió durante los últimos dos días. El sueño. Desde el día uno dormí cuatro horas, pero me sentía bien, y me dije gua esto es un superpoder; dormir poco y estar fresco como si subiera dormido diez horas. Así fue todo los días, pero mi mente empezó a estar media cansada, que no lenta, me pedía descansar, pero mi cuerpo estaba lleno de energía. Pense que con el paso de los días finalmente dormiría mas, pero no llegue al día ocho durmiendo 4 horas. Par el colmo mi mente estaba super alerta, no tensa, sino consciente de cualquier ruido o sonido, pro esto deducir que no estaba entrando al sueño rem que es cuando el cerebro descansa, porque el cuerpo fantástico, no importa cuanta pesas y ejercicio haga va, me pide mas y no se agota. El día 9 me tome una copa de vino para ponerme somnoliento y ver si dormía mas, dormí mejor pero de vuelta 6 horas cuando yo esperaba dormir como 12 por todo los demás días. Me quede en la cama haciendo ejercicio de respiración esperando caer a lo brazos de Morfeo, pero no hubo caso. Así que durante todo el día evite las redes (básicamente apague el celular), que son cosas sobre estimulan la mente. Solo leer, para tranquilizar la mente, me fui a dormir temprano, haciendo ejercicio de respiración, pero no , hice pesas, no pude dormir, mas pesas, me hice un te verde, alguno ejercicio de yoga y mas pesas, y finalmente me puse unas grabaciones de meditación. Dormí y por primera vez en diez días fueron ocho, soñé y todo, y al despertar se sintió tan bien. Pero fue muy jodido y desesperante querer dormir y no poder. De haber tenido que soportar un día mas, me abría entregado a la paja y venido una y otra vez hasta poder dormir. Siempre que no podía dormí acudí a la paja, pero ahora se trata de evitarlo. Lo único que me contuvo de no hacerlo, es que me he sentido tan bien últimamente, que no quería perder esa energía y lucidez que hace mucho no experimentaba. No tengo recomendación sobre esto, porque me costo un huevo dormir, por lo pronto hoy he postergado todo mi ejercicios para la noche, luego tomare un baño caliente, me iré a la cama leeré esperando estar super relajado para dormir.
Como sigo masturbándome, no siento esa molestia que muchos experimentan, ni tentación alguna, de hecho me sorprende lo calmado que estoy, y tranquilo en cuanto a lo sexual, si bien siento la libido alta, no hay desesperación. Se que muchos aquí se oponen por moral o religión, pero para lo que solo estén buscando estar mas en control de si mismo, con mas energía mas pro-activo, puede intentarlo también. Eso si estoy mas necesitado de afecto, necesito tocar a alguien, olerla , besarla, no es por calentura, vino mi vecina a pedir azúcar y así le pido que me abrace un rato, necesito contacto, hablar con alguien a los ojos, mientra siento su aliento. Estoy por ofrecer masajes gratis en mi edificio(sin ser masajista ni nada de eso) solo por el placer de tocar a alguien, no sexual, osea necesito abrazar a mi amigos, extraño hasta su olor a chivo inmundo y el olor a pata. Todo esto ultimo debe ser mas efecto de la cuarentena. A mi mente viene cuando era chico y me colaba a dormir en la cama con mi dos padres, o cuando me quedaba dormir junto a mis hermano mirando una película, o cuando dormía junto a mis amigo al acampar. Estoy necesitado de afecto (o melancólico con el pasado), que no de sexo, el otro día un amigo me vino a ver, y le abrace (nunca fui muy afectuoso),le dije que los extrañaba a todo, y al verle sentía el impulso de darle un pico, reí al pensarlo y no le dije nada. Básicamente extraños a todos mis afecto. Yo soy un amargado sin paciencia y me encuentro durante el día cantando y bailando mientras cocino, me ha pegado bien el experimento.
submitted by manuel89tw to NoFapES [link] [comments]


2019.10.29 21:57 ucjw Un diario en Noruega expone cómo la Watchtower mintió sobre el trato a los expulsados

Primera página
Páginas 6-7
Página 8, incluida la defensa de la Watchtower
Carta de opinión escrita por un ex-anciano
Artículo completo en Noruego

Ex-Testigo: Lavado de cerebro en los los testigos de Jehová

Resumen: Jan Frode Nilsen estaba tan molesto que le costaba respirar cuando leyó lo que el liderazgo de los testigos de Jehová escribió al gobernador del condado.
Xueqi Pang.
"El liderazgo de los testigos de Jehová miente y pisotea descaradamente a miles de testigos que han perdido a sus familias. Escriben que los lazos familiares siguen siendo normales, pero saben que es mentira. Entonces siento en mis huesos que no puedo permanecer en silencio", dice Jan Frode Nilsen (42), nacido en el seno de una familia de testigos de Jehová y miembro desde hace más de 35 años. Por primera vez se presenta con su experiencia con su nombre completo.
Habla de su infancia caracterizada por deberes, reglas estrictas y, no menos importante, por el miedo constante a ser condenado al ostracismo.
'No podía dormir' Siento una llama dentro de mí, que no puedo permitir que esta respuesta de los testigos de Jehová pase sin respuesta". No podía respirar hasta que le envié mi propia carta al Gobernador del Condado.
Este verano, Vårt Land escribió que los testigos de Jehová expulsan a los miembros que votan en las elecciones políticas. El ministro de Fe y Vida, Kjell Ingolf Ropstad (KrF), pidió al gobernador del condado que considerara el apoyo estatal a los testigos de Jehová basándose en la controvertida práctica de que, en caso de renuncia o expulsión, hay varias historias de que los miembros de la familia, que todavía están en la congregación, rompen el contacto con el "apóstata".
En una declaración al gobernador del condado de Oslo y Viken, los testigos de Jehová creen que esto no es cierto. Respondieron a las autoridades:
"Si un miembro de nuestro grupo religioso decide participar en una elección política votando, los testigos de Jehová lo verán como la persona que ha decidido abandonar la comunidad religiosa. Además, él o ella también puede hablar e interactuar con la familia más cercana como de costumbre".
Experiencia propia. "El liderazgo de los testigos de Jehová blanquea la doctrina de la expulsión y pretende que no existe", dice Jan Frode Nilsen.
Cree que los Testigos de Jehová omitieron la realidad de la situación al Gobernador del Condado y que la comunidad religiosa ha proporcionado información falsa para asegurarse de que sigan recibiendo ayuda estatal.
"Nadie quiere prohibir a los testigos de Jehová. Se trata de amenazar su ayuda estatal porque condenan al ostracismo a la gente, y en su intento de conseguir el dinero, mienten sobre su propia doctrina", dice.
Usted ha compartido activamente muchos artículos críticos sobre la comunidad religiosa en Internet. ¿Campañas contra los testigos de Jehová?
"No me opongo a los testigos de Jehová, muchas personas que amo siguen siendo testigos. Estoy a favor de la información y la iluminación pública. Si son condenados al ostracismo y cortan el contacto con sus propios hijos, entonces tienen que ser considerados responsables de ello. La gente necesita saber la verdad."
Nilsen conoce a muchos ex-testigos con experiencias similares a las suyas.
"Siento que también hablo en nombre de los Testigos. Muchos de ellos siguen la doctrina del rechazo porque sienten que es una prueba importante de su lealtad a Jehová. Conozco a muchos Testigos de Jehová que realmente lloran la pérdida de sus seres queridos, pero lo hacen porque La Atalaya se lo pide", dice.
Bautismo para un Testigo. Los padres de Jan Frode Nilsen se convirtieron a la comunidad religiosa en la década de 1960. A los 17 años de edad, fue bautizado para ser testigo pleno de Jehová.
Nilsen nunca llegó a ir a los entrenamientos de fútbol porque se enfrentaron a las reuniones en el Salón del Reino. La familia no celebra cumpleaños ni otros días festivos: "Se esperaba que todos los Testigos de Jehová activos asistieran a las reuniones del Salón del Reino tres veces por semana", dice.
Según Nilsen, a los testigos de Jehová no se les permite beber demasiado, fumar o tener relaciones sexuales antes del matrimonio.
A medida que fue creciendo, tuvo que seguir más reglas y cumplir más expectativas. Cuando era niño, no sentía que se destacaba. Estaba jugando con los otros en la calle. Eso cambió cuando llegó a la adolescencia. Ser joven, lleno de hormonas y tener tantas reglas lo desafió a él y a muchos otros jóvenes de la congregación.
Exclusión. Según su experiencia, el castigo por infringir las normas es brutal. Te arriesgas a ser expulsado.
El sitio web de los Testigos contiene información sobre cómo se espera que una familia trate a un miembro expulsado. Un video muestra cómo una mujer es expulsada porque tuvo relaciones sexuales antes del matrimonio.
"Todo el mundo conoce a alguien que ha sido expulsado. Así que el miedo a hacer algo malo es constante. La mayoría de las personas expulsadas son personas que han estado haciendo algo que los testigos de Jehová creen que es pecado", dice Jan Frode Nilsen.
También es un deber reportar las infracciones de otras personas. Si no, te arriesgas a enfrentar el mismo castigo, según él.
"Ser expulsado significa que su familia no podrá tener contacto con usted. La instrucción es que si un miembro de la familia expulsado llama, la llamada debe ser rechazada. Los expulsados deben sentir que no son parte de la comunidad, así que eventualmente quieren regresar", afirma Nilsen.
Las dudas crecieron. Comenzó a cuestionar la teología ya en la adolescencia. Poco a poco las dudas fueron creciendo. Y dejó de predicar de puerta en puerta por su propia iniciativa.
"Descubrir la realidad fuera de los testigos de Jehová fue como despertar. Los testigos de Jehová lo consumen todo. Escriben que tienen la verdad con mayúscula", dice, comparando la experiencia con la película The Matrix, donde el protagonista se despierta de una realidad artificial controlada por computadoras.
Situación de rehén Se sentó en el bote durante mucho tiempo. Pero cuando tuvo hijos, todo se aclaró. Hoy en día, sigue siendo un miembro registrado de la comunidad de fe. Los testigos de Jehová reciben subvenciones estatales anuales para sus miembros. Que a pesar de no haber asistido al Salón del Reino durante cinco años.
"Si tengo que irme, seré tratado como un paria y rechazado. No hay una salida honorable. Han construido una situación de rehenes", dice.
Jan Frode conoce a muchos que también intentan desvanecerse en lugar de romper directamente con la familia.
Mientras estén registrados como miembros oficiales de los Testigos de Jehová, los miembros de la familia pueden mantenerse en contacto. No se sabe cuántos son "miembros pasivos" de la comunidad religiosa.
Nada más que perder En los últimos diez años ha sido cada vez más abierto sobre sus experiencias como testigo. Entre otras cosas, se le ha permitido ser entrevistado anónimamente por varios medios de comunicación, periódicos y televisión.
Un día de otoño de este año, alguien descubrió su cuenta de Twitter en la que ha compartido comentarios críticos con los testigos de Jehová. A continuación, los mensajes de texto marcan la casilla - uno por uno los miembros de la familia se ponen en contacto con él.
"Me enfrentaron con los mensajes de Twitter. Varios escribieron que deben y van a entrar en contacto conmigo".
¿Cómo te sentiste cuando leíste los mensajes de texto de tu familia? Entonces me sentí aliviado."

Carta de respuesta de los testigos de Jehová al gobernador del condado:

Jan Frode Nilsen responde a la respuesta oficial de los testigos de Jehová al gobernador del condado. Aquí hay extractos de la carta:
"Si un miembro de nuestra comunidad religiosa decide participar en una elección política votando, los testigos de Jehová lo verán como la persona que ha decidido abandonar la comunidad religiosa. Por lo tanto, se hará una breve declaración en la congregación que dice: "[El nombre de la persona] ya no es uno de los testigos de Jehová". Pero la persona es bienvenida a asistir a los servicios religiosos, a sentarse donde quiera en el Salón del Reino y a participar en el canto de himnos religiosos. Además, él o ella también puede hablar e interactuar con los miembros de la familia cercana como de costumbre (la única restricción religiosa es discutir asuntos de naturaleza espiritual / religiosa)".

Los testigos de Jehová no están de acuerdo con la crítica

Respuesta: Los líderes de los Testigos de Jehová de Noruega no responderán a las acusaciones de Jan Frode Nilsen, sino que se referirán a un libro que ellos mismos han publicado.
Vårt Land ha pedido al grupo religioso que responda a una serie de preguntas en relación con la afirmación de Jan Frode Nilsen de que hablan en falso en una declaración al Gobernador del Condado.
En un breve correo electrónico a Vårt Land, su portavoz, Dag-Erik Kristoffersen, escribe que no quieren hacer comentarios sobre las afirmaciones de Nilsen, salvo que "están totalmente en desacuerdo con lo que se afirma".
Dicho antes Kristoffersen escribe que no han escrito nada al Gobernador del Condado que no haya sido mencionado previamente en sus escritos.
En la declaración a la oficina del Gobernador del Condado, la comunidad religiosa afirma que un Testigo que usa su derecho al voto es expulsado por la congregación, pero que todavía puede llevarse bien con su familia como de costumbre.
Es un encubrimiento de la doctrina de la expulsión, cree el ex miembro Jan Frode Nilsen. Dice que en realidad, la familia tiene que romper todo contacto con el expulsado, como un paria.
Refiriéndose a su propio libro En el correo electrónico a Vårt Land, los testigos de Jehová se refieren al libro Keep Yourself in God's Love, una de las publicaciones del grupo de fe. Dice que los testigos de Jehová no deben asociarse con los expulsados. En el capítulo sobre la expulsión: "Cómo tratar a una persona expulsada", dice:
"No lo recibimos en sus casas ni le saludamos. Porque el que le saluda es partícipe de sus malas obras. No tenemos compañerismo espiritual o social con los que no tienen compañerismo".
La declaración de la opinión escrita:
Los líderes de los testigos de Jehová se felicitan a sí mismos por tener la verdad
No se esfuerzan por negar sus propias creencias y enseñanzas a las autoridades cuando pueden ser de beneficio financiero para la fe. La realidad es otra muy distinta.
Testigos de Jehová Niels P. (signos de escritor bajo seudónimo) Ex "Anciano" y "Pionero".
En la Convención de Verano de 2016 de los Testigos de Jehová sobre el tema "Permanece fiel a Jehová", hubo al menos dos cosas en el programa que los participantes ciertamente notaron: Un video drama de nueve minutos de duración que muestra cómo una pareja de padres echó a su hija cuando fue expulsada de la congregación. Y una entrevista con una niña que decidió cortar su conexión con un hermano mayor cuando dejó la congregación.
Exactamente el mismo programa fue presentado en miles de lugares en cientos de idiomas en todo el mundo en 2016 - todos con el mismo video, pero con un joven local en cada lugar que fue puesto como un "buen ejemplo" porque eran "leales a Jehová", el Dios de la Biblia.
Un motivo claro. Sólo tres años después, la alta dirección de los Testigos de Jehová en Noruega escribió una carta a las autoridades noruegas, aparentemente aboliendo las normas de exclusión, que han existido durante más de 60 años. De hecho, los testigos de Jehová han practicado la "exclusión" u "ostracismo" en su forma actual casi continuamente desde 1952, con un endurecimiento adicional a partir de 1981.
Su motivo es muy claro: quieren mantener las ayudas estatales.
Extracto de la carta. He recibido una copia de la carta, entregada por el Gobernador del Condado de Oslo y Viken, y cito:
"Si un miembro de nuestra comunidad religiosa decide participar en una elección política votando, los testigos de Jehová lo verán como la persona que ha decidido abandonar la comunidad religiosa. Por lo tanto, se dará una breve información en la congregación que dice lo siguiente: "[El nombre de la persona] ya no es uno de los testigos de Jehová". Pero la persona es bienvenida a asistir a los servicios religiosos, sentarse donde quiera en el Salón del Reino. Además, él o ella también puede hablar e interactuar con la familia más cercana normalmente (la única restricción religiosa es discutir asuntos de naturaleza espiritual / religiosa)".
Y además: "Esperamos que de lo que se dice en esta carta quede claro que respetamos plenamente el derecho fundamental de una persona a tomar una decisión sobre la neutralidad política, y que los Testigos de Jehová no ejerzan de ninguna manera presión o intimidación para intimidar a alguien para que no vote"."La carta está fechada el 18 de octubre de 2019 y firmada por Kåre Sæterhaug, miembro de la sucursal escandinava de Holbæk, Dinamarca, y Dag-Erik Kristoffersen, portavoz de los Testigos de Jehová en Noruega.
Lectura perturbadora. Para cualquier testigo de Jehová, esta es una lectura espantosa. Todos los miembros de los Testigos de Jehová saben perfectamente lo que le sucede a una persona cuyo nombre se lee en voz alta a la congregación: Desde el momento en que se lee a la congregación, estás espiritualmente muerto, expulsado, un paria. Tu hermano ya no irá a un partido de fútbol contigo, tu hermana ya no te invitará a una cerveza, es el final de las cenas familiares. Y los viejos amigos pasarán junto a ti en la tienda sin saludarte. Ellos harán esto porque dice en la Torre de Vigilancia que deben tratarte así.
Si a usted, como excluido, le gustaría seguir asistiendo a las reuniones en el Salón del Reino, algo que probablemente sea bienvenido, sólo los ancianos designados le darán la bienvenida. Se espera que usted entre en la sala justo antes de que comience la reunión y salga de la sala tan pronto como se termine con los cantos y la oración. Tampoco tiene sentido quedarse más tiempo en la habitación, porque de todos modos nadie quiere hablar con usted. Sin embargo, si usted asiste regularmente a estas reuniones por un período que va desde unos meses hasta un año, puede solicitar la readmisión en la congregación. Luego tienes que tener otra reunión con los tres hermanos mayores que te expulsaron, y convencerlos de que te arrepientes sinceramente del "mal" que has hecho -por ejemplo, votaste en las elecciones anteriores- y prometes no volver a hacerlo nunca más. Si ellos aceptan esto, usted puede volver a ser Testigo de Jehová y recuperar una relación cálida y buena con sus amigos y parientes.
Los líderes saben mejor que nadie. Pero Sæterhaug y Kristoffersen no mencionaron esto en la carta al Consejo del Condado, que nadie quiere hablar con una persona expulsada que asiste a las reuniones en el Salón del Reino. Además, afirmaron que un expulsado "puede hablar y socializar con su familia inmediata como de costumbre". Y agregaron: "La única restricción religiosa es discutir temas de naturaleza espiritual / religiosa". Bueno, si ese fuera el caso, muchas personas expulsadas también podrían haber aprendido a vivir con ello. Uno puede estar de acuerdo en dejar que ciertas cuestiones yazcan por el bien de la paz. Pero la realidad es muy diferente, y es mi afirmación que Sæterhaug y Kristoffersen lo saben muy bien.
Familias de luto. En realidad, miles de familias nuevas cada año se ven afectadas por el gran dolor de la expulsión de un miembro de la familia por parte de la congregación. Personalmente conozco muchas historias desgarradoras en las que los padres han cortado su conexión con sus hijos durante décadas simplemente porque los niños han encontrado una fe diferente, porque quieren vivir de una manera diferente, o porque quieren votar en las elecciones. O donde los hermanos que han sido mejores amigos han perdido todo contacto, quizás por el resto de sus vidas, porque uno se ha convertido en ateo. Todos los expulsados tienen en común que en un momento dado fueron bautizados como testigos de Jehová: el bautismo es un fenómeno único, una inmersión solemne en el agua, dedicando su vida a Jehová -en la práctica a la iglesia de Jehová en la tierra- y luego se hace. El bautismo es irrevocable. Serás responsable de ser bautizado por el resto de tu vida, y nunca podrás, con respeto y agradecimiento, levantar la cabeza y abandonar la congregación. Porque en el momento en que caminas, te rechazan.
Todos los años se bautiza a niños de entre 10 y 14 años como testigos de Jehová, incluso en Noruega. Hoy en día, no puedo comprender y comprender que algunos dejarán que sus hijos se comprometan con una congregación en tales términos. Pero sé que esto es precisamente lo que muchos testigos de Jehová quieren más que nada en el mundo, que sus hijos "escojan a Jehová".
Cómo tratar a los expulsados. En la literatura de los testigos de Jehová, gran parte de la cual se puede buscar en Internet, se dice con toda claridad que tanto los amigos como los parientes deben dejar de relacionarse con alguien que ha sido expulsado. Permítanme citar primero una cita general sobre la expulsión:
"Por lo tanto, también evitamos el compañerismo social con una persona expulsada. Esto descartaría acompañarlo en un picnic, fiesta, juego de pelota, o un viaje al centro comercial o al teatro, o sentarse a comer con él ya sea en casa o en un restaurante". (Ministerio Nuestro Reino, Agosto 2002)
Así que sobre los miembros de la familia expulsados:
"A pesar de nuestro dolor de corazón, debemos evitar el contacto normal con un miembro de la familia expulsado por teléfono, mensajes de texto, cartas, correos electrónicos o medios sociales." (La edición de estudio de la Atalaya, octubre de 2017)
"La situación es diferente si el expulsado o disociado es un pariente que vive fuera del círculo familiar inmediato y del hogar. Puede que sea posible no tener casi ningún contacto con el pariente. Incluso si hubiera algunos asuntos familiares que requirieran contacto, esto ciertamente se reduciría al mínimo". (La Atalaya, 15 de abril de 1988)
Los miembros leales de la familia cristiana no buscan excusas para tratar con un pariente expulsado que no vive en casa. Más bien, la lealtad a Jehová y a su organización los mueve a defender el arreglo bíblico de la expulsión. (Manténganse en el amor de Dios, pp. 208, 209)
Preciosa verdad. Sæterhaug y Kristoffersen, de los Testigos de Jehová, obviamente han tratado de predicar la verdad a las autoridades noruegas. Es posible que crean que han mantenido sus palabras utilizando su propia comprensión de lo que significa "la familia inmediata": que sólo se refiere a aquellos que viven en el mismo hogar. Porque, como muestran estas citas de la propia literatura de los testigos de Jehová, sólo cuando los expulsados siguen viviendo en el mismo hogar que sus parientes creyentes puede, según las enseñanzas de los testigos de Jehová, "hablar con ellos e interactuar con ellos con normalidad". Pero esto no es lo que las autoridades noruegas o el público en general piensan con el término "familia inmediata".
También es posible que el público y las autoridades tengan una visión diferente de lo que es "presión" y "amenazas" que Sæterhaug y Kristoffersen. Al fin y al cabo, afirmaron que "los testigos de Jehová no ejercen presión ni amenazan con asustar a nadie para que no vote". En mi opinión, esto también es una tontería. Ser expulsado de la congregación automáticamente resulta en la terminación de amistades y relaciones familiares normales. Después de todo, cuando esto es una consecuencia de la renuncia o despido de los Testigos de Jehová, es un medio de presión, un castigo. Llamarlo de otra manera es deshonesto. Como la propia Atalaya dijo en 2017: "nuestro dolor de corazón".
Lealtad a todo costo. ¿Qué pasó con la chica que fue expulsada en el video de la convención de 2016? Después de ser desalojada de su casa, no vio a sus padres y hermanos durante doce años. Tenía hijos propios que cuidaba lo mejor que podía. Luego, finalmente, regresó arrastrándose con su cruz y comenzó a asistir a las reuniones de nuevo. Fue allí dos veces por semana durante todo un año sin que nadie le hablara. Eventualmente, fue reincorporada formalmente por los ancianos, y desde el momento en que esto fue anunciado a la congregación, pudo reunirse con sus padres, quienes luego pudieron saludar a sus nietos, obviamente por primera vez. (Puede buscar el vídeo usted mismo en Internet en google con las palabras clave "Jehovah shunning video.")
Para los testigos de Jehová, la lealtad consiste ante todo en obedecer a Jehová Dios. En la práctica, debe ser obedeciendo a la congregación y siguiendo las decisiones que se toman allí. Tal obediencia debe triunfar sobre todo, incluyendo la relación con los miembros de la familia que deciden dejar el grupo religioso. Sin embargo, como hemos visto, el liderazgo de los testigos de Jehová se esfuerza por negar su propia fe y enseñanzas a las autoridades mundanas cuando puede ser de beneficio financiero para la congregación.
Es altamente fraudulento.
submitted by ucjw to Extj [link] [comments]


2019.09.14 18:10 candher Nofap español

Hola espero que mi texto al ser en español lo pueda ver alguien a pasear que es una plataforma en ingles, bueno solo queria hablar de lo curioso que se me ha vuelto la vida aplicando el reto nofap, para el día 17 sin más turbación ni porno ni sexo, al ver los pecho de mi novia me sobre exite demasiado para mi sorpresa q en los 5 años de relación nunca me pasó, ni siquiera cuando la vi por primera vez desnuda quizá por mi sobre estimulación viendo mujeres desnudas todo el tiempo por el celular y la pc, ahora bien otro dato muy curioso esq para el día 25 podía decir ingenuamente que me había curado del Insomnio algo q padezco desde la adolescencia digo Ingenuamente por qué para el día 30 del reto tuve relaciones sexual es con mi pareja y para mi sorpresa me volví a desvelar, aunque seguía en el reto porque igual no había visto porno ni me masturbe si sentí que mi energía y mi estabilidad psicológica se desestabilizaron por lo consiguiente para el día 33 Falle y me masturbe aunq sin porno pero igual hasta ese momento llego mi racha, lo curioso es que cuando inicie el reto por primera vez pude durar unos 15-20 tranquilo no fue muy difícil y hoy 7 días después de haber recaído siento q no puedo, se me está dificultando incluso mucho más que la primera vez que lo intente, hago este texto intentado escapar del momento y no recaer hoy, hasta la próxima, paz.
submitted by candher to u/candher [link] [comments]


2019.08.29 23:14 guicho_20 Élites y racismo: el privilegio de ser blanco (en México), o cómo un rico reconoce a otro rico

Texto sustraído de: https://economia.nexos.com.mx/?p=2153
¿Cómo se puede reconocer a simple vista si una persona es rica o pobre? En México, el color de piel es un atajo efectivo para ubicar a las personas en la jerarquía social: las personas indígenas (con tonos de piel oscuros) tienen cuatro veces más probabilidad de vivir en pobreza [Esquivel 2015], y una probabilidad casi seis veces menor de alcanzar la educación superior [Solís, Lorenzo y Güémez, en prensa] que las personas no-indígenas (de pieles claras). Al mismo tiempo, más del 60% de las personas blancas se encuentran en el quintil más rico del país. Estas observaciones acerca de oportunidades y resultados socioeconómicos diferenciados según el color de piel de las personas van en contra del mito fundador de México como país de mestizaje, sin “razas” y sin racismo. Aunque existen pocas narrativas sociales en México tan persistentes como aquella del mestizaje —que el país es resultado exclusivo de la mezcla (biológica o cultural) de nobles indígenas con poderosos españoles, culminando en una ‘raza de bronce’ generalizada— la realidad es que la pobreza tiene rostro moreno, mientras que la élite sigue viéndose blanca.
Para entender mejor el rol que juega el color de piel como marcador social resulta revelador analizar las percepciones de apariencia y jerarquía social entre las élites. Sus “estrategias de reproducción y de distinción de clase y cultura, cuerpo y color” [Alicia Castellanos Guerrero en Iturriaga] no sólo funcionan como restricción para el acceso a los estratos altos de la sociedad, sino también perpetúan un racismo subyacente, ya que para gran parte de la sociedad las preferencias simbólicas de las élites representan una referencia legitimadora. Aunque existen discriminados y discriminadores a todos los niveles socioeconómicos (y muchas veces en una misma persona), en un contexto de extrema desigualdad de recursos y oportunidades como México, explorar la perspectiva que mantienen los económicamente privilegiados frente al racismo nos ayuda a esclarecer la dimensión generalizada, y subestimada, del problema.1
Irónicamente, la premisa del mestizaje (que surge como proyecto anti-colonial) como estrategia de unificación nacional, como una promesa, en última instancia, de igualdad social, cultural y racial, juega un rol importante en los patrones de acumulación de privilegios. Como toda buena narrativa social, aparte de satisfacer algunos de nuestros deseos innatos, el discurso del mestizaje delinea reglas de pensamiento y acción que allanan la navegación en un mundo complejo. En la búsqueda de guías acerca de cómo vivir volteamos hacia estas reglas, y encontramos un camino coherente a seguir. El problema es que estas narrativas llanas son engañosas y se transforman en trampas narrativas que mistifican una realidad mucho más enrevesada. Porque, como tal, el mestizaje no es un concepto ni igualitario ni anti-racista. Aunque nominalmente (casi) todos serán “iguales” (mestizos), en efecto no lo son, porque la idea del mestizaje trae consigo una posibilidad de cambio a nivel colectivo e individual: al elegir oportunamente los “ingredientes” principales (los padres), con el tiempo se puede “mejorar la raza”. Esto implica una promesa de ascenso social a través del “blanqueo”. En vez de eliminar la jerarquía social, el mestizaje proporciona una justificación conveniente a una condición estructuralmente desigual, dañina para todos:2 una ilusión de movilidad social racial dentro de un sistema altamente estratificado. Parafraseando el resultado de otro proyecto igualador y supuestamente emancipador donde algunos resultan más iguales que otros: entre una nación de mestizos, algunos terminan siendo más mestizos que otros.
El supuesto del mestizaje de crear una sociedad sin racismo es, por tanto, falso.3 ¿Pero cómo se traduce la dimensión étnico-racial en desigualdad socioeconómica? Hablando de racismo, primero hay que enfatizar que no hay justificación científica para la existencia de “razas humanas” como realidad biológica o como grupos que se distinguen entre sí por sus atributos genéticos.4 Al contrario, se trata de construcciones históricas y sociales, que se basan en la creencia errónea de que existen diferencias genéticas o biológicas, que no sólo se expresan en ciertas características físicas (reales o imaginadas), sino que también se traducen en jerarquías supuestamente ‘naturales’ entre grupos y personas [Iturriaga, 2018]. Es en este proceso de “racialización” que los rasgos físicos adquieren relevancia como criterios de discriminación y exclusión social, volviéndolos factores determinantes de las desigualdades sociales [Solís, Lorenzo y Güémez]. Es decir, las características personales, como el tono de piel, se convierten en predictores de destinos socioeconómicos.
Al igual que otros sistemas de estratificación social, el racismo está gobernado por relaciones de poder y privilegio, que establecen su legitimidad para distribuir recursos con el pretexto de que las diferencias humanas existen. Se expresa como una serie de prácticas diversas, estructurales y sistemáticas de explotación e injusticia que se activan en respuesta a los valores que se adscriben a características físicas racionalizadas que subordinan unos a otros. Por ejemplo, la repetición constante de estereotipos racializados populares como aquel de los bebés “morenitos pero bonitos” ancla los discursos racistas en el subconsciente desde temprana edad, y transforma en aspiración social colectiva encontrar estrategias para “mejorar la raza”. Otra práctica poderosa es la reproducción mediática de una imagen “güera” de los exitosos y deseables [Iturriaga, 2018], tanto por los discriminados como por los discriminadores. Creencias “históricas” que intuitivamente sobreponen las dimensiones raciales y sociales al estilo de que “a las criadas hay que tratarlas mal porque si las tratas bien se vuelven igualadas” [Barabas, 1979], se internalizan y normalizan al reproducirlos en el tiempo.
Entonces, tanto el éxito tremendo del mestizaje como narrativa social, como su fracaso en términos de nivelación real alcanzada, se tienen que entender a partir de la contradicción inherente del concepto de proporcionar al mismo tiempo una promesa de igualdad, otra de movilidad social, y los obstáculos intrínsecos para cumplir ambas. Estos obstáculos son difíciles de superar porque “como hemos construido la sociedad en México, todos trabajan para que no suceda eso” (#19). Desde la perspectiva del privilegio, hay dos limitantes poderosas. Por un lado, superarlos iría en contra del interés propio de conservar los privilegios, por lo que el sentido común dicta un “gusto” por una interacción limitada:
“En México, los ricos y los pobres son completamente separados. No es sólo un tema de dinero. Es un tema cultural, racial, social: yo no soy así, pero a la mayoría de la gente que está en un estrato social alto, no le gusta llevarse con gente que considere como indígena o india” (#1).
Por otro lado, la compartimentalización espacial de la sociedad misma inhibe la interacción con grupos diferentes, fortaleciendo estos estereotipos que racializan la pobreza y, por extensión, también a la riqueza:
“Siempre pensarías que alguien que tiene rasgos caucásicos está en universos económicos medio-alto o alto. Es lo normal en México. Yo creo que es algo que viene a nivel sociológico desde la colonia de México” (#4).5
Las asociaciones entre estatus socioeconómico y rasgos racializados les parecen tan obvias y naturales a mis participantes que escasamente las consideran como algo en lo que valga la pena elaborar. Aunque aclaran que, como sociedad, “todavía no hemos querido reconocer hasta qué punto seguimos siendo racistas y seguimos teniendo prejuicios y discriminaciones” (#19), no necesariamente ven la blancura del privilegio como un mecanismo de exclusión potente. La sutileza de tales prejuicios y discriminaciones se visibiliza, además, en la observación de que el disgusto es hacia personas consideradas indígenas; es decir, que existen criterios para juzgar quién pertenece a cada grupo y quién no. En conjunto, estos criterios permiten crear un catálogo para la clasificación social de insidersy outsiders, “obvio” y “fácil de reconocer”, y reconocido por los respectivos grupos (#20).
En consecuencia, México no es una sociedad daltónica, ya que es altamente probable que una persona rica sea blanca. De mis participantes, sólo dos se auto-identificaron como “morenos”, comparado con más de 80% de la población a nivel nacional [Peralta, 2017]. Aunque mi metodología no pretendió llegar a una muestra representativa de “la élite” a nivel nacional, otros autores confirman la superposición de dinero y rasgos racializados [Nutini, 1995; Iturriaga, 2018; Solís, Lorenzo y Güémez, en prensa]. A esta mezcla se suman aspectos culturales,6 identificados como los “paradigmas y filtros” que “uno tiene como adulto” para respetar ciertas convenciones a las que hay que atinarle para ser parte de ciertos estratos socioeconómicos, como explica este empresario:
“Tengo un amigo que es de una clase muy humilde. ¿Pero qué pasa si lo quiero invitar a un restaurante con mis amigos? (Yo: ¿Qué pasa?) No debería pasar nada, excepto que si yo tengo la preocupación de que cómo me van a juzgar mis amigos, los demás clientes del restaurante, los mismos del restaurante —y eso me genera miedo, voy a tender a no invitarlo… (¿Cómo se dan cuenta los demás?) No sé, porque es un restaurante que tienes que ir de saco, y esa persona no tiene un saco… Los distintos grupos socioeconómicos hablan diferente, se ven diferente” (#19).
La apariencia y el habla son temas recurrentes. Muchas veces son indicadores suficientes para establecer la posición del individuo en la jerarquía social, aseguran los participantes. Pero también hay características más indirectas, como fluidez en referencias culturales “típicas de nuestro estrato” (eso es, “aquellos contextos de clase alta”), como son “leer Shakespeare” (#15), que ayudan a constituir barreras a la membresía de élite fácilmente reconocibles, envueltas por este director en la preocupación por cómo se sentirá el otro si no “encaja”:
“Yo tenía un maestro que vivía en una colonia del centro de la Ciudad de México. ¡Me caía muy bien! Pero nunca tuvimos más relación, porque si yo le hubiera invitado a una fiesta con mis amigos él no se hubiera sentido cómodo (¿Por qué?) Cuando alguien llegaba y le preguntaba algo, él se incomodaba. Porque a lo mejor no había vivido eso, porque a lo mejor él era más tímido… Se manejan diferentes códigos en diferentes estratos” (#1).
Combinándolos, estos “códigos” agrandan la distancia entre los que hablan, se visten y se ven “apropiados”, y aquellos que no. Los resultantes patrones culturales y segregaciones sociales se consolidan a través de hábitos de assortative mating, que “blanquean” a una élite que se queda entre sus pares: “las familias se casan con mismos niveles de escolaridad, mismos niveles culturales, y hasta mismos niveles socioeconómicos, de la pareja y de los padres. Entonces reafirman esos niveles, esa estratificación” (#31). Por un lado, se usa la discriminación como herramienta para identificar a quién, dónde y cómo excluir, siguiendo criterios de un racismo estructural. Por el otro lado, la segregación restringe con quién, dónde y cómo interactuar, utilizando mecanismos de clasismo y normas culturales. Gracias al refuerzo mutuo de estos controles de acceso, se elevan las barreras entre los grupos, consolidando la identificación del individuo con sus pares socioeconómicos y “culturales”.
Los participantes sienten que el trato “especial” va en ambas direcciones. Podemos considerar las historias muy distintas de dos participantes explicando las consecuencias de su apariencia. A la pregunta que si usa el transporte público un director en el sector público responde:
“Por mi facha no es tan fácil; mi facha no me ayuda mucho. El otro día le pregunté a la policía de mi oficina “Oye, ¿dónde puedo comprar una Coca Cola?” Y me dice “No, mejor no salga”. ¡Aquí mismo! Y yo, “¿De plano?” y me dice “Mejor no”. Pues por la zona, es una zona difícil, una zona dura, y ven un tipo así como yo, y dicen, ¡seguro es multimillonario! Por “güerito”, digamos” (#9).
Uno de los pocos participantes que no cumple con los rasgos estereotípicos cuenta su historia personal, confirmando las preconcepciones, pero también señalando que, en su experiencia, la posición social supera hasta los prejuicios racistas tan internalizados:
“Yo soy muy negrito. Tampoco excesivo, pero sí soy muy moreno. En mi adolescencia había ambientes donde, pues, había cierta segregación. No sé si se eso cambió, o empezó a influir más la posición [económica]. No es lo mismo hacerle el feo a un morenito como yo que llega caminando, o al que llega al súper restaurante en cochezote y trae a cuatro personas al lado, ¿no? De adolescente, si iba a una disco, pasaban todos mis amigos que son así como tú [“güeros”] y a mí: “No, pues éste no pasa”. Ya ahorita si llego a cualquier lugar es lo contrario, hasta me dicen: “Tú, ven”. Yo creo que ahora es más fuerte el clasismo que el racismo en México” (#20).
Por lo pronto, quedará pendiente un juicio concluyente sobre la prevalencia de un tipo de discriminación por encima del otro, considerando la íntima relación entre los prejuicios racistas y clasistas. Sin embargo, quizá es más interesante identificar la aparente existencia de un efecto multiplicador entre las dimensiones, que decidir cuál es el peor entre dos males. Ambos relatos ofrecen un vistazo a la configuración de contextos sociales “homogéneos” en entornos de nivel socioeconómico muy alto, donde el trato se adapta al lugar y a las características de la persona: “Tendemos a ser muy racistas con el tema del color de la piel. Tengo amigos que son muy morenos, y me ha tocado ver cómo son tratados distinto en ciertos lugares porque son morenos” (#19).
Como tener amigos y contactos de orígenes diversos reduce los sesgos en las percepciones, la homogeneización de los espacios es problemática porque informa los juicios y las preferencias de los individuos y sus grupos de referencia [Dawtry et al 2015]. Al igual que las narrativas sociales, los grupos de referencia son heurísticas (atajos mentales para hacer sentido de algo) tremendamente útiles para organizar nuestros juicios acerca del mundo. Sin embargo, los sesgos de disponibilidad (la tendencia de generalizar con base en información cercana) se vuelven problemáticos cuando la información accesible por cercanía difiere significativamente de otra información y, de forma relacionada, cuando corre a lo largo de líneas de diferencia (Khan 2015); es decir, de una forma simplificada, cuando cada grupo es su propio mundo. Esto pasa bajo condiciones de segregación, donde se disminuye la superposición de los respectivos “mundos”, resultando en patrones predictivos de la pertenencia de “clase” basándose en rasgos “racializados”. Así, finalmente, la desigualdad alimenta los prejuicios racistas. Un participante expone esa amalgama de discriminaciones estructurales al mencionar, de forma casual —porque le parece obvio—, que “alguien que baja de la Sierra Tarahumara no podría llegar a ser presidente de Televisa” (#4).
Las respectivas oportunidades de una persona indígena pobre de las montañas norteñas y el CEO de Televisa, uno de los individuos más ricos del país, difieren desde el principio. Viven en mundos distintos, gobernados literalmente por leyes distintas ya que “cuando tienes una posición económica fuerte, puedes comprar justicia” (#13A). A pesar de una narrativa social predominante que promete igualar oportunidades y resultados, las diferencias empiezan incluso antes de que nazcan las personas: el hogar de origen es decisivo para los destinos económicos alcanzables, tanto en relación con los orígenes socioeconómicos como étnico-raciales. Por todo lo atractivo y la conveniencia que pueda implicar el mito del mestizaje, urge desbancarlo porque mantiene un sistema colectivamente nocivo: nos separa y divide como individuos y grupos; nos confunde acerca de quiénes somos; limita las posibilidades de movilidad social. El problema del racismo en México persiste porque las diferencias racializadas son tan profundamente normalizadas en todos los niveles de la sociedad que deslumbra el daño que hace a todos. En vez de cultivar el privilegio de ser blanco, hace falta crear espacios para convivir, conocernos, y fomentar la tolerancia. Sólo así se podrá lograr una sociedad menos desigual, y más justa.

Alice Krozer Doctora en Estudios de Desarrollo por la Universidad de Cambridge. Actualmente es investigadora postdoctoral en El Colegio de México.
submitted by guicho_20 to mexico [link] [comments]


2019.05.27 22:01 DcRojopastillado Esa verdad incomoda: NUNCA SALGAS CON MUJERES ARRIBA DE ~~30~~ 25 AÑOS.

Hola Republicargentinianos, los saluda el DcRojopastillado, diciéndote esas cosas que nadie te dice porque son "políticamente incorrectas".
Hoy vamos a abordar un tema importante a tener en cuenta, un tema tan controversial como vital para cualquier hombre de unos, 25 a 45 años que busca una pareja estable, tener familia y desarrollarse mejor como individuo dentro de una sociedad con demandas constantes.
Igualmente si sos mas chico o mas grande, también aplica! estos escritos van dirigidos a todos los hombres heterosexuales por igual, que busquen independencia emocional, económica y crecimiento como persona.
Y quien es el que escribe estas palabras en internet? Un hombre adulto, con muchas cosas resueltas en la vida, con bastante experiencia en cuanto a relaciones personales y suelo ser una fuente de consejo de la gran mayoría de amigos y conocidos del ámbito de los negocios.
No porque sea una persona brillante, ni por ser un distinto, simplemente por la experiencia que llevo bajo las suelas de mis zapatos.
Más sabe el diablo por viejo que por diablo.
Dejando de lado esta breve introducción, pasemos a el quid de la cuestión:
NUNCA SALGAS CON MUJERES POR ARRIBA DE LOS ~~30~~ 25 AÑOS.
Es el consejo de cabecera que le doy a todos mis amigos (ya divorciados) que quieren volver a formar una pareja estable.
Por que? por varios motivos, vamos por partes como dijo Jason:
PRIMERO: Los hombres y las mujeres no maduran al mismo tiempo.
Esto se ve reflejado en los primeros años de la adolescencia y de la juventud. Te diste cuenta que a tus compañeras del colegio más lindas, siempre se las empomaban los pibes de cursos mas altos? O las chicas de la facultad que ven a los chicos de años mas grandes y se babean? Cuantas mujeres "los prefieren mayores"? Esto no es "porque si", quieran o no tanto hombres como mujeres tenemos carga genética de años de evolución por nuestro cuerpo, y por mas que quieras reprimirlos o hacer de cuenta que no existen, los genes están ahí, esperando el momento. Y cuando una mujer entra en la pubertad y este reloj biologico se despierta, empieza la cuenta regresiva (tictactictactictac).
Y quien va a ser una pareja deseable? Lógicamente, quien pueda darle una mejor vida al fruto de su vientre, de su hijo. Instintivamente Micaela, de 19 años que recién entra en la facultad, va a sentir mucha mas atracción por Jorge, que tiene 32 años, un kiosquito en una esquina céntrica de Carapachay, su casita y su autito que por Lucas, un pibe de 20 años compañero de ella, que cuenta las monedas para viajar a la facultad, comprarse un café con leche y vive con los viejos.
Hey! si sos un Lucas, no te desesperes, seguí estudiando, que ya vas a tener vos tus 30, si dios quiere recibido, con tu estudio, tu casa diseñada por vos, y te van a llover mujeres. El esfuerzo da sus frutos a largo plazo.
Pero DcRojopastillado, yo voy a la facultad y me garcho a mis compañeras! Podrá decirme alguno.
Si, claro, tenes razón, pero en este thread estamos hablando de relaciones a largo plazo, duraderas, donde el fin es poder formar un vinculo fuerte donde los dos se apoyan mutuamente con metas en conjunto a futuro, no para el boludeo de una noche o esas relaciones de mierda de 4 meses. Eso lo hace cualquiera, te bajas tinder y te garchas una peliverde el fin de semana. Listo? te la garchaste? te seguis sintiendo vacio? y si mono, lo que facil viene no da gratitud.
Para cerrar el concepto, las mujeres maduran antes que los hombres, se desarrollan antes, y tienen una madurez que no es acorde a la madurez que tiene un hombre a su misma edad. Por eso son tan raras las relaciones (largas) donde el hombre y la mujer tienen la misma edad (45 por ejemplo). Sin mirar estadísticas me atrevería a decir que en promedio de concubinatos y matrimonios exitosos son esos donde se llevan de 5 a 10 años de diferencia entre el hombre y la mujer.
SEGUNDO: Pero la madurez DcRojopastillado!!
La madurez es tan relativa como la velocidad de un chancho en una curva. Si tenes unos 30 años vas a notar que hay MUCHISIMAS pibas de 22, 23 muy MUY centradas, amorosas, con planes a largo plazo y comprometidas con sus fines. Y por otro lado, tenes cada mujer de 33 34 35 que tienen berrinches de adolescentes indispuestas, que son capaces de volverte la vida imposible (lo veo todo el tiempo con mis amigos divorciados, hacen malabares judiciales para quitar la tenencia de hijos en común, si encuentran pareja nueva la vieja vuelve loca a la pendeja) cosas así, realmente es para asustarse de lo que son capaces muchas mujeres grandes despechadas.
Si buscas madurez, no lo vas a encontrar en mujeres viejas, va por otro canal la madurez. Va por el canal de los valores, de la crianza, de no ser una daddy issues ARRUINADA (después hago un thread sobre las mujeres ARRUINADAS, como detectarlas y evitarlas a toda costa).
TERCERO: Las mujeres arriba de 27 25, ya fueron lastimadas por algún cabeza de chota.
Así como tenes mujeres que son una mierda, también hay hombres que son una mierda, y oh! casualidad, los hombres que mas mierda son, los mas egocéntricos, los mas hijos de puta, los mas individualistas, son los que mas éxito tienen con las mujeres.
Por que? porque la seguridad en uno mismo despierta una atracción mas fuerte que la guita o la facha, transmite SEGURIDAD. Un hombre SEGURO DE SI MISMO tiene el mundo en sus manos.
Así también, algunos se pasan de rosca, y terminan forreando a cuanta pendeja se les cruce. No los juzgo, acá no se juzga a nadie, si vos tendrías a disposición 3 4 5 pendejas veintiañeras, para que vas a enroscarte con solo una? que viva la joda Pisculichi!.
Si salís con una piba de 20, 21, 22, las chances de que se haya topado con algún cabeza de chota que las haya hecho sufrir y le genere resentimiento puro al falo, son infinitamente menores que con una mujer de 32.
Si sumamos el resentimiento al falo por los cabeza de chota, mas el reloj biológico haciendo tic tac tic tac, la verdad no quisiera estar nunca en los zapatos de una mujer soltera a los 28, debe ser un caos emocional por donde se lo vea.
CUARTO: Fertilidad y belleza.
Cae de maduro pero no vamos a obviar este topico, el punto de esplendor de una mujer tanto en fertilidad como en belleza natural, es de los 19 a los 24. Si, existen excepciones que confirman la regla, pero es una realidad.
Entonces vos, pequeño padawan que tiene que romperse la cola laburando para mantener uno (o varios) hijos, un hogar, pagar su salud, su educación, vas a hacerlo con una mujer mayor a 30 con resentimientos y mambos del pasado, con un reloj que le esta por explotar en la cara y que quizás con suerte pueda darte solo un hijo, o vas a ir por el trofeo mayor? Una chica joven con vitalidad, que pueda agacharse a agarrar el pibe sin que le tire el ciatico. Pensalo, hijos y familia son lo mejor que te puede pasar como ser humano si es buscado, consensuado y en un marco de responsabilidad. Y por sobre todo es una INVERSIÓN de tiempo y GUITA, y el tiempo no vuelve.
Tengo un amigo muy cercano que salia con una mina medio feminista de 35, una relación de unos 5 años aproximadamente, una relación llena de veneno y de resentimientos. Este amigo se hincho los huevos de las idas y vueltas de sus mambos emocionales y mambos adoctrinados, le pego un puntinazo en el hoyo y ahora es papá de una nena hermosa de 1 año, se junto con una piba de 25 y es mas feliz que nunca.
La vida es una, no te la arruines.
QUINTO: El reloj biológico no perdona.
Tictactictac, el reloj empieza en su pubertad, pero se pone realmente insoportable a los 26.
Si vos conoces a una mujer antes de los 25, se va a mostrar tal cual es, aun no esta pendiente de la caducidad de su fertilidad y por eso no tienen problemas en abrirse a vos emocionalmente.
Ya después de los 26/27, sin un hombre a su lado, la cosa empieza a ponerse turbina. Va a mostrarse de una forma que no es esencialmente, sino que fue mutando para poder ser mas atractiva y poder competir con otras mujeres mas jóvenes, bellas y fértiles.
No me crees? casate con una treintañera o mudate con ella. Contame como son las cosas cuando la estas conociendo, cuando están saliendo, y como resultan las cosas en realidad en la practica. No te suena? "pensé que era una cosa, y termino siendo otra muy distinta" "vive de mal humor, no se que le pasa" "vive con ataques de ansiedad y se violenta", Papá, tiguer, no te metas ahí, HACEDME CASO.
Para cerrar el thread, pensalo dos veces, hay muchas minas que valen la pena apostar por algo serio y a largo plazo, no te dejes llevar solo por los placeres momentáneos que te quieren vender. No seas cogote, borrá el tinder, cortate el pelo, formate, ESTUDIA, INVERTÍ EN VOS, las minas van a llegar de a poco, y vas a poder darte el lujo de elegir con quien tener el bello regalo que es una familia, te vas a sentir un hombre completo.
Si tienen algún problema, acá estoy, me mandan un mensaje al privado que puedo ayudar en lo que pueda. Oreja las 24 horas para mis muchachos.
Que prefieren en el próximo thread?
Esa verdad incomoda: NUNCA SALGAS CON GORDAS? o Esa verdad incomoda: NUNCA SALGAS CON UNA MAMA LUCHONA?
💊💊💊
submitted by DcRojopastillado to RepublicaArgentina [link] [comments]


2018.08.06 22:05 andreina139 BULIMIA Y ANOREXIA: APRENDE SOBRE SUS DIFERENCIAS

BULIMIA Y ANOREXIA: APRENDE SOBRE SUS DIFERENCIAS
Vivimos en un mundo sobrecargado de información y contenido, donde se venden falsas realidades y modelos en las redes sociales de cómo deberías ser, cómo debe lucir tu familia, cómo deben ser tus amigos, y lo que debes hacer para lograr ese tipo de vida, generando problemas así como la bulimia y la anorexia.
Contrasta con la realidad, con las imperfecciones de la sociedad en la que estamos, de la nación a la que pertenecemos, incluso a nuestra propia crianza. Lo cierto es que la juventud esta siendo llevada a cumplir patrones que lejos de la realidad son mentiras.
Las enfermedades, los problemas y desordenes atacan mayormente a adolescentes con necesidad de aceptación o valoración, comparándose con chicos y chicas que lucen atributos, talentos o posesiones y reflejan que éstos los hacen felices.
Parte de esas luchas antes mencionadas, por el contraste de lo real con lo ficticio que se muestran en los medios de comunicación, desemboca en trastornos como la bulimia y la anorexia cuyos casos han sido reportados en todos los continentes.
Vamos a ir más en detalle para poder entender los contrastes, la detección, cómo afectan estos trastornos, y cómo podemos prevenirlos, atacando distintos puntos y áreas de la vida porque la bulimia y la anorexia no se curan atacando de frente.
Debemos encontrar sus puntos débiles y poder tratarlos desde distintas áreas. Si tu pareja, un amigo, un familiar, o incluso tú misma estás padeciendo uno de éstos trastornos o tienes algún síntoma entonces sigue leyendo.
https://preview.redd.it/zmp1tpms4je11.jpg?width=700&format=pjpg&auto=webp&s=a0381b31750c7d9ea4ead547d10d71a28e206a16

¿QUÉ ES LA BULIMIA?

La bulimia es un desorden psicológico y sobretodo alimenticio que se caracteriza en que el paciente no presenta hábitos saludables en su alimentación, presenta dos etapas bien definidas dentro de la misma.
La primera etapa es donde come todo lo que puede (atracón), y luego se siente culpable y arrepentido por lo que hizo y desecha el exceso de comida con laxantes o vómito por miedo a subir de peso, afectando su estado de ánimo y se deprime.

¿QUIÉNES SE VEN AFECTADOS POR LA BULIMIA Y LA ANOREXIA?

En todos los continentes se han reportado casos de la bulimia y la anorexia que empieza a hacer estragos desde la adolescencia sobre todo en mujeres ya que de cada 10 casos reportados sólo uno es del género masculino y el resto es presentado por féminas.
El atracón es un período donde por un pequeño espacio de tiempo el paciente ingiere cantidades agresivas de alimento, más que cualquier otra persona, alternando éste episodio con ayunos prolongados o baja alimentación y al tiempo vuelve el atracón.
Causando de esta forma un círculo vicioso, un cuadro clínico delicado que debe ser tratado sobre todo con la ayuda de personas externas aunque un paciente de bulimia toma la iniciativa de abandonar dicha conducta a diferencia del que presenta anorexia.

¿CÓMO SON SUS HÁBITOS?

Luego del antes mencionado atracón, cuando el individuo se siente mal por lo que hizo, busca una conducta que contrarreste esa ganancia de peso que no es deseada para el paciente, entonces recurre al vómito como medio más recurrente.
Ese método de purga es empleado por un 80-90% por ciento de las personas que reciben tratamientoen centros clínicos, luego del vómito desaparecen los malestares físicos y se va el temor a ganar peso, algunos emplean laxantes diuréticos y ayunos.
Sumado a esto otros prefieren llevar a cabo sesiones de ejercicios intensos, usar saunas o baños calientes para perder líquido corporal​, fumar para no tener hambre, racionar el alimento, ingerir pastillas para adelgazar y no tomar líquido.

¿CÓMO AFECTA EL CUERPO?

La bulimia es peligrosa ya que deteriora gradualmente la persona afectando sus sentidos, conducta, se retrae y se sumerge en la soledad, aumentan los cuadros depresivos, las defensas del cuerpo disminuye la salud en general.
Además de esto hay problemas a corto plazo que se han reportado como erosión dental, deficiencias nutricionales, arritmias cardíacas, deshidratación por estrés o calor, deficiencias en los huesos, problemas menstruales, y enfermedades renales como cálculos.

¿QUÉ ES LA ANOREXIA?

La anorexia nerviosa es junto a la bulimia un desorden alimenticio común sobretodo en las mujeres, consiste básicamente en que el paciente presenta un rechazo de la comida y teme obsesionadamente engordar.
Produce en la persona que lo padece una debilidad general ya que su cuerpo no asimila nutrientes esenciales para las funciones del organismo y puede ocasionar la desnutrición, hambre, además de perder excesivamente su peso y masa corporal.
Se trata de es un trastorno especifico donde se busca perder peso, y viene de la mano de un daño de la imagen personal por el cuadro patológico que presenta el afectado, trayendo consecuencias graves pudiendo causar incluso la muerte.

¿COMO AFECTA Y A QUÉ SE DEBE?

Afecta principalmente de dos formas, la forma restrictiva: es cuando el afectado no vomita sino que busca disminuir su peso haciendo ejercicio, tampoco consume medicamentos, para conseguir su ideal que es el no ganar peso.
la otra forma de anorexia es la denominada alimentación compulsiva/autoliberadora: donde se producen todos los síntomas anteriores y el uso de sustancias que ayudan a disminuir el peso la modalidad del vómito autoprovocado.
La mayoría de los pacientes tienen una forma de ser muy marcada antes de que éste desorden salga a la luz y es una tendencia al perfeccionismo, una autoestima baja y una personalidad con tendencia a ser muy obsesiva.
La imagen que una persona tenga de sí misma podría significar un riesgo, a veces sentirse con sobrepeso es una causa para que aparezcan desórdenes alimenticios como la anorexia cuando en realidad no hay un sobrepeso como tal.
Un punto que es riesgoso en la aparición de este trastorno es la presión que ejercen los círculos sociales donde relacione el individuo y se controle el peso tal como por ejemplo, los bailarina/as, gimnasta/s, ciclista/s y otros deportes profesionales.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA LA ANOREXIA?

Existen criterios para determinar la presencia de anorexia tales como: una delgadez extrema voluntaria no de contextura y rechazo a tener un peso más allá de lo que es considerado normal. También presenta un fuerte miedo a aumentar de peso.
Una persona anoréxica es aquella que tiene un peso corporal por debajo del 85 por ciento del esperado según la edad, la estatura o el (I.M.C) índice de masa corporal por debajo del 17,5. Generalmente estas personas no están conformes con su cuerpo.
Conoce más acerca de bulimia y anorexia
submitted by andreina139 to u/andreina139 [link] [comments]


2016.10.14 00:10 RaulMarti "LA FELICIDAD TECNOLOGICA" (Andrés Herrero) (Entrega No. 12) ** El neoliberalismo ha hecho de la sociedad un aglomerado de serrín humano.**.

El individuo posmoderno no necesita a nadie, porque se basta y se sobra a sí mismo... ¿y qué puede ganar relacionándose con personas competidoras suyas, gentes potencialmente hostiles, que lo único que pueden hacer es complicarle la vida?
Si se tiene que disputar ferozmente con ellos el puesto de trabajo, la herencia, los bienes o los hijos del matrimonio... ¿cómo no adoptar precauciones? ... El enemigo está cerca, en casa.
No te fíes de nadie. Solo tu cuenta de banco no te traicionará.
Con el capitalismo hemos alcanzado la libertad perfecta, sin compromisos ni lazos humanos.
Los vínculos mafiosos son los únicos que funcionan en un mundo donde las relaciones humanas han devenido en carteras comerciales.
** Mejor tener padrinos que honradez; robar que quejarse; resulta mil veces más provechoso ser rico y granuja que pobre y pringado**.
“La forma de organizar el trabajo desorganiza la vida de las personas”, denuncia el sociólogo Richard Sennett.
El neoliberalismo ha hecho de la sociedad un aglomerado de serrín humano.
La inseguridad laboral, la caducidad de los productos y el desarraigo existencial son los valores que cotizan al alza.
Allá donde termina la precariedad laboral, comienza la precariedad vital.
Resulta tan difícil mantener una relación estable, como conseguir un empleo fijo: el sistema nos empuja hacia trabajos basura y matrimonios basura.
Se necesita flexibilidad, cuanta más mejor, para impedir que los aumentos de salarios pongan en peligro la inflación de beneficios.
«Los emigrantes en situación irregular permiten reproducir en los países desarrollados, las condiciones de la mano de obra de los países del Tercer Mundo. Esto es salarios muy bajos, protecciones reducidas al mínimo, nada de derechos sindicales, penalidades espantosas, tiempo ilimitado de trabajo, contratos salariales no respetados porque los pagos se hacen siempre en mano, etc.
Las empresas que no pueden deslocalizar, recurren al trabajo ilegal como una forma de deslocalización in situ que, en cierta medida, resulta aún más ventajosa que la deslocalización en el extranjero».
Si antes el capital tenía que molestarse en ir a buscar esclavos a África, ahora acuden gratis en patera.
Los empresarios se dedican a crear riqueza y los demás a trabajar.
El neoliberalismo afirma que los trabajadores son unos vagos y mantenidos que si no fuera por el capital se morirían de hambre, cuando la realidad es exactamente la contraria: perecen porque existe él.
El capital acarrea a los asalariados de acá para allá, haciendo de ellos nómadas del empleo.
Los tiempos exigen movilidad total y disponibilidad absoluta.
Pero ir detrás del trabajo como el burro de la zanahoria, los aboca a la deslocalización vital.
Cuando no se pertenece a ningún lugar, resulta difícil saber lo que se es, porque se puede ser cualquier cosa, menos uno mismo; optar a todo, menos a tener un mundo propio.
El ser humano ha emprendido una frenética carrera en pos de la tecnología, que le obliga no solo a competir con las máquinas y los demás humanos, sino sobre todo consigo mismo.
A todos, estudiantes, trabajadores, deportistas, artistas o científicos, se les exige la excelencia como norma de actuación.
Se reprograma científicamente la musculatura, la anatomía y el organismo de los atletas con dietas, entrenamientos y ejercicios destinados a convertirlos en supermáquinas tan eficientes y perfectas como ellas.
Si hasta hace poco, el patrón económico medía a humanos con humanos, a jóvenes con viejos, a sanos con enfermos, a parados con empleados, ahora la competitividad enfrenta a humanos contra máquinas, a humanos contra records, a humanos contra mercados, a humanos contra ganancias.
Los individuos se tienen que “mantener en perpetua agitación febril y en movimiento continuo como las máquinas ”.
El reposo constituye un despilfarro y el descanso un lujo.
Hay que anticiparse; la sociedad no espera a nadie, ni nadie puede permanecer quieto, porque se verá rebasado por otro, o le quitarán el sitio.
La vida consiste en producir, hacer cosas, cuantas más mejor.
La inacción roza el delito, y el sueño, improductivo, hay que reducirlo a la mínima expresión.
No hay minuto que perder. Vida ocupada equivale a vida llena:
«*El individuo criado en la mecánica, se mueve regularmente como un pistón en un cilindro y transmite ese movimiento uniforme a su mujer, a sus hijos y a todos los que le rodean *».
Como le sucedía a Charlot, el obrero de la fábrica superautomatizada de Tiempos Modernos, que una vez fuera de ella, seguía apretando tuercas por la calle con un tic espasmódico que no podía controlar.
«En la artesanía y la manufactura, el trabajador utiliza la herramienta; en la fábrica, la máquina utiliza al obrero.
En el primer caso, los movimientos de los instrumentos de trabajo provienen de él; en el segundo, él debe seguir el movimiento de las máquinas, que se erigen en un mecanismo independiente que convierte al obrero en un apéndice suyo».
No somos nosotros los que hacemos funcionar a las máquinas, sino ellas las que nos hacen funcionar a nosotros.
Nos levanta de la cama un reloj; nos devuelve a casa un metro; nos relacionamos a través de teléfonos móviles, agendas electrónicas, tabletas y ordenadores que nos mantienen tecnológicamente cercanos, aunque afectivamente distanciados.
Ya no se habla, se chatea.
A falta de contacto personal, el sexo ha sido reemplazado por líneas calientes, cibercontactos y consoladores.
Pero cuanto más estrechamos los lazos con los objetos tecnológicos, más se debilitan los que nos unen a nuestros semejantes.
Solo a la tecnología nos confiamos.
Uno puede divorciarse de su esposa pero no del coche, y antes dejará de ver a su hijo que la televisión o abandonará a su familia que al móvil.
Algo tiene que estar muy estropeado en nosotros cuando cuidamos más al vehículo que al cónyuge, o nos preocupan más los cilindros que nuestros hijos.
La televisión e internet llenan el hueco de los padres pluriocupados y ausentes, erigiéndose en educadores de sus vástagos.
La convivencia familiar está en quiebra, y el centro comercial y la discoteca se han convertido en los sustitutos del hogar, el lugar donde los jóvenes tratan de encontrarse a sí mismos, al margen de los divorcios, conflictos de pareja y rupturas laborales y sentimentales de sus padres.
Contemplando sus borracheras y comas etílicos de fin de semana, a nadie puede extrañar que ya desde la adolescencia, experimenten trastornos sicológicos o caigan en dinámicas enfermizas de anorexia, acoso escolar o drogadicción... ¿cómo van a crecer sanos y centrados desarrollando una imagen correcta de sí mismos, si por un lado se les engorda a base de refrescos, chucherías y comida basura, mientras por otro se les exige estar delgados para ser aceptados socialmente?
«La epidemia mundial que se nos avecina es la de la obesidad, ligada al cambio experimentado en los patrones de nutrición, y a que la preparación de comidas ha dejado de ser una labor doméstica, para convertirse en un consumo de alimentos preparados de características muy insanas en cuanto a su contenido de grasas, azúcares, conservantes, aditivos, etc».
Su juventud transcurre entre continuas miradas al espejo y visitas a la báscula que les generan una inseguridad corporal patológica que de adultos se verá reforzada con el temor a perder su empleo. Su orfandad de afectos la compensan a base de tecnología.
Los hikikomoris son esos jóvenes japoneses que se recluyen en su habitación, huyendo de una sociedad que les abruma y contra la que no se sienten capaces de luchar.
Ni aceptan el mundo ni el mundo les acepta a ellos.
Duermen de día y se pasan la noche viendo la televisión, jugando con la videoconsola, chateando en el ordenador y navegando por la red.
“Cuando su hijo tenía 16 años, un día entró a su cuarto, cerró la puerta y se negó a salir; desde entonces no permite a nadie entrar allí.
Los padres tienen que dejarles la comida delante de la puerta y pueden pasarse años sin verlos".
Se calcula que, solo en Japón, uno de cada diez jóvenes están afectados por este problema en mayor o menor grado, desarrollando comportamientos perturbados que, con relativa frecuencia, terminan desembocando en el suicidio.
La mayoría, primogénitos varones o hijos únicos, que han renunciado al mundo real en favor del virtual que les resulta más acogedor.
Muchachos derrotados pertenecientes a una sociedad enferma que les llama enfermos.
*En Corea del Sur los estudiantes se quejan de que “sólo durmiendo cuatro horas al día pueden ingresar en la universidad que quieren *".
Para conseguirlo, han de levantarse a las seis de la mañana y acostarse de madrugada.
Viven a caballo entre el instituto y las clases particulares, con alguna siesta de tanto en tanto o una cabezadita en el autobús:
CONTINUARA. La lucha de clases se ha trasladado a las marcas. Mujeres Chanel, se relacionan con ideologías Arman; personalidades Rolex y triunfadores Ferrari contemplan con desdén a individuos Zara, Ikea o Renault que aspiran a ser como ellos. .
submitted by RaulMarti to podemos [link] [comments]


2016.08.14 13:57 ShaunaDorothy El enfoque marxista de la liberación de la mujer - El comunismo y la familia ( 2 - 2 ) (Mayo de 2016)

https://archive.is/7HsFd
Pero, ¿cómo se logrará esta reducción y redistribución del trabajo doméstico? En la transición de la dictadura del proletariado al comunismo pleno, la transformación de la familia es un corolario de la expansión de la producción y el aumento de la abundancia. Su extinción o desintegración es resultado del éxito económico. En el proceso, será remplazada por nuevas formas de vivir que serán inconmensurablemente más ricas, humanas y gratificantes. Bien puede haber la necesidad de desarrollar algunas reglas en el curso de esta transformación conforme la gente busque nuevos modos de vida. En el periodo de transición, será la tarea del colectivo democrático de los obreros, el soviet, construir alternativas y guiar el proceso.
Vogel no plantea la cuestión crucial: cuando la mujer se libere de la esclavitud doméstica, ¿será libre para hacer qué? ¿La reducción del tiempo que pase en el trabajo doméstico será compensada por un aumento comparable en el tiempo que pase en su trabajo, dos horas menos lavando ropa y trapeando pisos, dos horas más en la línea de ensamblaje de la fábrica? Ésa ciertamente no es la idea marxista de la liberación de la mujer.
Remplazar el trabajo doméstico y la crianza de los niños con instituciones colectivas son aspectos de un cambio fundamental en la relación entre producción y tiempo de trabajo. Bajo una economía socialista planificada, todo tipo de actividad económica —desde la producción de acero y computadoras hasta la limpieza de la ropa, los pisos y los muebles— pasará por un constante y rápido aumento en la cantidad de producto por unidad de trabajo aplicado. Mucho antes de que se logre una sociedad comunista, es probable que la mayor parte del trabajo doméstico ya se haya automatizado. Más en general, habrá una reducción continua del tiempo de trabajo total necesario para la producción y el mantenimiento de los bienes de consumo y los medios de producción.
En una sociedad plenamente comunista, la mayor parte del tiempo será lo que ahora llamamos “tiempo libre”. El trabajo necesario absorberá una porción tan pequeña de tiempo y energía que cada individuo se lo concederá libremente al colectivo social. Todos dispondrán del tiempo y de los recursos materiales y culturales necesarios para realizar trabajo creativo y gratificante. En los Grundrisse (1857), Marx cita la composición musical como ejemplo de trabajo genuinamente libre.
Los “feministas socialistas” falsifican la doctrina y la práctica bolcheviques
En 2005, Sharon Smith, figura dirigente de la ISO que se pretende una teórica, publicó un libro, Women and Socialism: Essays on Women’s Liberation (La mujer y el socialismo: Ensayos sobre la liberación de la mujer, Haymarket Books), del cual se espera una nueva edición revisada y expandida para este año [2015]. Un extracto de esta nueva edición, “Theorizing Women’s Oppression: Domestic Labor and Women’s Oppress-ion” [Teorizando sobre la opresión de la mujer: El trabajo doméstico y la opresión de la mujer], publicado en International Socialist Review (marzo de 2013), delinea lo que la ISO define como su nuevo enfoque del feminismo. La “teorización” de Smith se basa en gran medida en el concepto de que el trabajo doméstico no remunerado es el fundamento de la opresión de la mujer, como lo presenta Vogel en Marxism and the Oppression of Women: Toward a Unitary Theory.
Smith comienza criticando a Karl Marx y Friedrich Engels, un requisito esencial para acceder al medio feminista pequeñoburgués: “La manera en que Marx y Engels describen la opresión de la mujer presenta frecuentemente componentes contradictorios: en algunos sentidos cuestionando fundamentalmente el status quo de género, pero meramente reflejándolo en otros”. Smith critica incluso más agudamente la Revolución Bolchevique de 1917 en Rusia, un evento que los liberales, feministas o no, consideran en el mejor de los casos un experimento utópico fallido y, en el peor, el nacimiento de un estado policiaco totalitario.
Haciéndole el juego a los prejuicios anticomunistas, Smith afirma que los bolcheviques apoyaron el papel tradicional de la mujer, haciendo de la maternidad el más alto deber social: “A pesar de los enormes logros de la Revolución Rusa de 1917 —incluyendo la legalización del aborto y el divorcio, el derecho al voto y a contender por puestos públicos y la abrogación de leyes que criminalizaban la prostitución y la sexualidad gay—, ésta no produjo una teoría capaz de enfrentar las normas naturales heterosexuales o la prioridad dada al destino maternal de las mujeres”. Smith procede a citar una declaración de John Riddell, un historiador izquierdista que frecuentemente publica en la International Socialist Review de la ISO: “Las mujeres comunistas en ese periodo veían el tener hijos como una responsabilidad social y buscaban ayudar a las ‘mujeres pobres que desean experimentar la maternidad como la más elevada felicidad’”.
Apoyándose en una cita sacada de contexto, Smith y Riddell falsifican la doctrina y la práctica bolcheviques. Los bolcheviques veían el remplazo de la familia a través de métodos colectivos para la crianza de los niños no como un objetivo distante en una futura sociedad comunista, sino como un programa que estaban empezando a implementar en el estado obrero ruso soviético existente. Alexandra Kollontai, una de las dirigentes del trabajo bolchevique entre las mujeres, abogó por instituciones socializadas que asumieran completa responsabilidad por los niños y su bienestar físico y sicológico desde la infancia. En su discurso al I Congreso de Mujeres Trabajadoras de Toda Rusia en 1918, declaró:
“Gradualmente, la sociedad se hará cargo de todas aquellas obligaciones que antes recaían sobre los padres...
“Existen ya casas para los niños lactantes, guarderías infantiles, jardines de la infancia, colonias y hogares para niños, enfermerías y sanatorios para los enfermos o delicados, restaurantes, comedores gratuitos para los discípulos en escuelas, libros de estudio gratuitos, ropas de abrigo y calzado para los niños de los establecimientos de enseñanza. ¿Todo esto no demuestra suficientemente que el niño sale ya del marco estrecho de la familia, pasando la carga de su crianza y educación de los padres a la colectividad?”
—“El comunismo y la familia”, Editorial Marxista, Barcelona, 1937
En una sociedad socialista, el personal encargado del cuidado y la educación en guarderías, jardines de niños y las escuelas preescolares estará compuesto de hombres y mujeres. De este modo —y sólo de este modo—, podrá eliminarse la división ancestral del trabajo entre hombres y mujeres en el cuidado de los niños pequeños.
El punto de vista de Kollontai acerca del futuro de la familia no era inusual entre los dirigentes bolcheviques. En La mujer, el estado y la revolución: Política familiar y vida social soviéticas, 1917-1936 (Ediciones IPS, 2010), Wendy Goldman, una académica estadounidense de simpatías liberales feministas, escribe que Aleksandr Goijbarg, el principal autor del primer Código Sobre el Matrimonio, la Familia y la Tutela (1918), “alentaba a los padres a rechazar ‘su amor estrecho e irracional por sus hijos’. Según su punto de vista la crianza del estado ‘proveería resultados ampliamente superiores al abordaje privado, individual, irracional y no científico de padres individualmente “amorosos” pero “ignorantes”’”. Los bolcheviques no buscaban únicamente liberar a las mujeres del fastidio doméstico y la dominación patriarcal, sino también liberar a los niños de los efectos, frecuentemente nocivos, de la autoridad parental.
Los bolcheviques y el cuidado colectivo de los niños
Haciendo eco de Vogel, Smith escribe:
“Si la función económica de la familia obrera, tan crucial en la reproducción de la fuerza de trabajo para el sistema capitalista —y que al mismo tiempo forma la raíz social de toda la opresión de la mujer—, fuera eliminada, se sentarían las bases materiales para la liberación de la mujer. Este resultado sólo puede empezar a obtenerse mediante la eliminación del sistema capitalista y su remplazo por una sociedad socialista que colectivice el trabajo doméstico antes asignado a las mujeres”.
Aquí, el uso que hace Smith del término “trabajo doméstico” resulta ambiguo. ¿Se refiere únicamente a los quehaceres domésticos y al cuidado físico de los niños pequeños? ¿Y qué hay del “trabajo doméstico” que implica lo que se considera la tutela parental hoy día en EE.UU.? Smith no nos lo dice. Simplemente ignora la cuestión de las relaciones interpersonales entre las madres y sus hijos: escuchar y hablar con ellos de sus problemas, deseos y miedos; enseñarles los primeros pasos en el lenguaje y las bases de higiene, seguridad y otras tareas prácticas; jugar con ellos; ayudarles con su tarea. Al ignorar estas interacciones como parte del dominio colectivo, la idea del socialismo de Smith es enteramente compatible con la preservación de la familia, excluyendo los quehaceres domésticos.
¿Por qué esta ambigüedad en una cuestión tan crucial? La ISO apela a los jóvenes idealistas de la izquierda liberal promoviendo una versión del “marxismo” adaptada a sus puntos de vista y a sus prejuicios. Esta organización no toma casi nunca una posición sobre tema alguno que sea verdaderamente impopular en el medio de los radicales liberales estadounidenses. Las jóvenes feministas encontrarán muy atractiva la idea de una vida familiar sin quehaceres domésticos. Pero, ¿abandonar la perspectiva de un hogar familiar propio y la preocupación exclusiva por sus “propios” hijos? La audiencia pequeñoburguesa a la que se dirige Smith se horrorizaría ante el programa bolchevique para la transformación de la vida cotidiana a través de los métodos colectivos de vida. Como escribió Kollontai:
“La mujer, a la que invitamos a que luche por la gran causa de la liberación de los trabajadores, tiene que saber que en el nuevo estado no habrá motivo alguno para separaciones mezquinas, como ocurre ahora.
“‘Estos son mis hijos. Ellos son los únicos a quienes debo toda mi atención maternal, todo mi afecto; ésos son hijos tuyos; son los hijos del vecino. No tengo nada que ver con ellos. Tengo bastante con los míos propios’.
“Desde ahora, la madre obrera que tenga plena conciencia de su función social, se elevará a tal extremo que llegará a no establecer diferencias entre ‘los tuyos y los míos’; tendrá que recordar siempre que desde ahora no habrá más que ‘nuestros’ hijos, los del estado comunista, posesión común de todos los trabajadores”.
En 1929, el Partido Comunista (PC) ruso todavía llamaba por la extinción de la familia, a pesar del ascenso al poder político de una casta burocrática conservadora dirigida por I.V. Stalin cinco años antes. Pero como escribimos en “La Revolución Rusa y la emancipación de la mujer”: “Para 1936-37, cuando la degeneración del PC ruso ya estaba completa, la doctrina estalinista declaró eso un ‘craso error’ y llamó por una ‘reconstrucción de la familia sobre una nueva base socialista’”.
La familia como una construcción social
Mientras que Smith y Riddell afirman falsamente que el régimen bolchevique de los primeros años apoyaba el papel tradicional de las mujeres como principales cuidadoras de sus niños pequeños, Goldman lo critica por no hacerlo:
“Los bolcheviques les adjudicaban poca importancia a los poderosos lazos emocionales entre padres e hijos. Asumían que la mayor parte del cuidado necesario de los niños, hasta de los más pequeños, podía ser relegado a empleados públicos pagos. Tendían a menospreciar el rol del lazo madre-hijo en la supervivencia infantil y el desarrollo del niño en edad temprana, por más que hasta un conocimiento rudimentario del trabajo de guarderías pre-revolucionarias hubiera revelado las tasas de supervivencia escandalosamente bajas para niños pequeños en contextos institucionales y los obstáculos para el desarrollo infantil sano”.
Esta analogía es completamente inválida. El trato y la suerte de los niños pequeños en los empobrecidos orfanatorios de la Rusia zarista no pueden ser comparados de ningún modo con el cuidado colectivo de los niños en una sociedad revolucionaria. Un estado obrero, particularmente en un país económicamente avanzando, tendría los recursos humanos y materiales para proporcionar un cuidado para los niños pequeños muy superior en todos los aspectos al de una madre en el contexto privado del hogar familiar.
Más aún, los bolcheviques pusieron gran énfasis en la salud y el bienestar de las madres y los niños. El Código Laboral de 1918 proporcionaba un descanso pagado de 30 minutos al menos cada tres horas para alimentar a un bebé. El programa de seguridad maternal implementado ese mismo año proveía una licencia por maternidad pagada de ocho semanas, recesos para el cuidado infantil e instalaciones de descanso en las fábricas para las mujeres en el trabajo, cuidado pre y postnatal gratuito y pensiones en efectivo. Con la red de clínicas de maternidad, consultorios, comedores, guarderías y hogares para las madres y los bebés, este programa probablemente fue la innovación más popular del régimen soviético entre las mujeres.
Los feministas en EE.UU. y otros lugares denuncian frecuentemente la proposición de que “la biología determina el destino” como una expresión de machismo. Y, sin embargo, Goldman asume que las mujeres, o incluso los hombres, que no tienen relación biológica con los bebés ni los niños pequeños son incapaces de desarrollar los mismos sentimientos de protección hacia ellos que sus madres biológicas. Los padres de niños adoptados probablemente tendrán algo que decir contra esta idea. Pero la práctica moderna de la adopción en EE.UU. también está basada en la idea de que sólo en el contexto de una “familia” —ya sea de madre y padre biológicos, padres adoptivos o padres gay o transgénero— los niños pueden recibir el cuidado y el amor necesarios. Lejos de ser un hecho natural, la idea de que los niños sólo pueden desarrollarse con éxito en el contexto de una familia es una construcción social.
Cuando la gente vivía como cazadores-recolectores (durante la vasta mayoría de los 200 mil años en los que ha existido nuestra especie), la banda o la tribu, no “la pareja”, era la unidad básica de la existencia humana. Un ejemplo del pasado no muy distante viene del testimonio de los misioneros jesuitas del siglo XVII entre el pueblo de cazadores naskapi de Labrador. Como lo cuenta Eleanor Burke Leacock en su magnífica introducción a El origen de la familia, la propiedad privada y el estado de Engels (International Publishers, 1972), los jesuitas se quejaban de la libertad sexual de las mujeres naskapi, señalándole a un hombre que “no estaba seguro de que su hijo, que estaba ahí presente, fuera su hijo”. La respuesta del naskapi es reveladora: “Ustedes no tienen sentido. Ustedes los franceses aman sólo a sus propios hijos; pero nosotros amamos a todos los niños de nuestra tribu”.
La desaparición de las clases y la propiedad privada bajo el comunismo conduciría inevitablemente a la completa libertad en las relaciones sexuales y a la desaparición de cualquier concepto de legitimidad e ilegitimidad. Todo el mundo tendría acceso a los beneficios completos de la sociedad por el sólo hecho de ser ciudadano del soviet internacional.
La familia como portadora de la ideología burguesa
Vogel y Smith limitan implícitamente el concepto de trabajo doméstico a las actividades físicas. De ese modo, Smith escribe: “Las actividades cotidianas de la familia aún giran alrededor de la alimentación, el vestido, la limpieza y el cuidado en general de sus miembros, y esa responsabilidad aún recae principalmente en las mujeres”. Pero criar hijos con miras a su eventual ingreso al mercado laboral no es como criar becerros y corderos para el mercado ganadero. La reproducción de la fuerza de trabajo humana no tiene sólo un componente biológico, sino también uno social, es decir ideológico. Llevar a un niño a la iglesia o a recibir educación religiosa también es una forma de trabajo doméstico, importante a su modo para la preservación del sistema capitalista; lo mismo sucede con llevar a un niño a ver una película que glorifica los “valores familiares”, el patriotismo, etc. La familia es la principal institución a través de la cual la ideología burguesa en sus distintas formas se transmite de una generación a la siguiente.
En El ABC del comunismo (1919), escrito por dos dirigentes bolcheviques, Nikolai Bujarin y Evguenii Preobrazhensky, se explica cómo la diminuta minoría de capitalistas no puede dominar a la clase obrera utilizando sólo la fuerza física y la coerción impuestas por la policía y el ejército. La preservación del sistema capitalista también requiere de la fuerza de las ideas:
“La burguesía comprende que no puede someter a la clase obrera con la sola fuerza bruta. Sabe que es necesario nublar también el cerebro... El estado capitalista educa especialistas para el acretinamiento y la doma del proletariado: maestros burgueses y profesores, curas y obispos, plumíferos y periodistas burgueses”.
Bujarin y Preobrazhensky señalaron tres instituciones fundamentales para mantener el dominio ideológico de la burguesía: el sistema educativo, la iglesia y la prensa (los medios masivos actualmente incluyen también al cine, la televisión y el Internet).
En los países capitalistas avanzados, en los que los niños son normalmente considerados propiedad de sus padres, la familia tiene relaciones distintas con cada una de esas instituciones. A partir de los cinco o seis años, los niños están legalmente obligados a asistir a la escuela (pública o privada) y los niños más chicos con frecuencia van a preescolar. Desde muy temprana edad, los niños ven televisión; algunos padres, más frecuentemente las madres, controlan lo que ven. A diferencia de los maestros y los productores de televisión, los clérigos no tienen un acceso tan automático a los niños pequeños: en EE.UU. y otros países, los padres deciden si sus hijos reciben adoctrinamiento religioso o no. Al menos al inicio, este adoctrinamiento les es impuesto a los niños en contra de sus deseos subjetivos. Probablemente no hay en el planeta un niño de cuatro o cinco años que prefiera asistir a servicios religiosos en vez de jugar con otros niños.
Tomemos el caso de un niño de diez años cuyos padres son católicos practicantes. Desde que tiene memoria lo han llevado a misa. Ha ido a una escuela católica en vez de ir a la escuela pública, o adicionalmente a ésta. En casa, ha escuchado rezos antes de cada comida y experimentado múltiples expresiones de fe religiosa en la vida doméstica cotidiana. Hay grandes probabilidades de que un niño como éste suscriba las creencias y doctrinas católicas al menos hasta una etapa posterior de su vida en la que se vea libre de la autoridad de sus padres.
Por otro lado, veamos ahora el caso de un niño de diez años cuyos padres no son religiosos. Su conocimiento de la religión está limitado a lo que ha aprendido en la escuela pública e información ocasional obtenida de programas de televisión, películas y discusiones con otros niños de mentalidad religiosa. Un niño así casi seguramente no será religioso. Pero no tener religión no inmuniza a un niño de otras formas probablemente “progresistas” de ideología burguesa. Un niño criado por padres que suscriben el “humanismo secular” muy probablemente se considerará políticamente liberal en EE.UU. o socialdemócrata en Europa, y probablemente demostrará elitismo intelectual. Así mismo, existe una corriente del libertarismo ateo (asociada con Ayn Rand) que glorifica el individualismo egoísta y el capitalismo de “libre mercado”. La religión no es la única forma de ideología burguesa reaccionaria.
La familia oprime a los niños al igual que a las mujeres, y deforma muchísimo la conciencia de los hombres también. Los feministas, liberales y “socialistas”, ignoran este hecho social fundamental, si no es que abiertamente lo niegan. Para éstos, reconocer que la opresión de los niños es intrínseca a la familia significaría (¡horror de horrores!) criticar el comportamiento socialmente condicionado de las mujeres en su papel de madres. Marxistas autoproclamados como Vogel y Smith, que promueven la tesis de que el trabajo doméstico es la base de la opresión de las mujeres, tratan implícitamente a las mujeres como si sólo hicieran bien a sus hijos.
Contra la represión sexual de los niños
Aunque la mayoría de los feministas condenarían el abuso físico de los niños, en los hechos permanecen indiferentes al abuso sicológico. Por tomar sólo un ejemplo, los hijos de padres fundamentalistas cristianos (católicos o protestantes) sufren la tortura mental de creer que irán al infierno si no se portan bien.
La represión sexual de los niños, que se extiende a la adolescencia, está bastante más extendida y causa daños sicológicos más graves. La sociedad capitalista está diseñada para penalizar la expresión de sexualidad de los niños desde el nacimiento. Incluso los padres más instruidos no pueden proteger a sus hijos de la ideología moralista y antisexo que permea la sociedad estadounidense —desde los pasillos decorados en azul y rosa en las jugueterías hasta la prohibición de desnudez en público y la demonización de la actividad sexual de los niños, incluida la masturbación—. Como principales cuidadoras de los bebés y los niños pequeños, las madres (más que los padres), inician el proceso de represión sexual, enseñándoles a los niños a sentirse avergonzados de sus cuerpos y a suprimir su curiosidad natural.
August Bebel, uno de los principales dirigentes de la socialdemocracia alemana a finales del siglo XIX y principios del XX, parece un libertario sexual radical en comparación de los “feministas socialistas” de hoy en día. En La mujer y el socialismo, insistía:
“La satisfacción del instinto sexual es asunto personal de cada uno lo mismo que la satisfacción de cualquier otro instinto natural. Nadie tendrá que dar cuentas a otro ni se entremezclará nadie a quien no se le llame... El hecho de que desaparezca esa vergüenza tonta y ese ridículo secreto para hablar de las cosas sexuales, dará al trato entre los sexos una forma mucho más natural que hoy” [énfasis en el original].
Uno puede leer cientos de páginas escritas por los “feministas socialistas” modernos sin encontrar un solo argumento de que una sociedad socialista le permitirá a todo mundo satisfacer mejor sus deseos y necesidades sexuales.
El futuro comunista
Bajo el comunismo, la gente tendrá la genuina y auténtica libertad de construir y reconstruir sus relaciones interpersonales. Desde luego, esta libertad no es absoluta. La humanidad no puede trascender sus características biológicas y su relación con el entorno natural. El hombre y la mujer comunistas también envejecerán y morirán. Tampoco es posible borrar por completo el pasado y construir la sociedad desde cero. La humanidad comunista heredará, para bien y para mal, el legado cultural acumulado de nuestra especie. No podemos s aber qué prácticas sexuales existirán en la sociedad comunista porque serán determinadas en el futuro. Cualquier proyección, y más aún una prescripción, llevaría consigo las actitudes, los valores y los prejuicios formados en una sociedad de clases represiva.
Una diferencia fundamental entre los marxistas y los feministas, ya sean liberales o supuestamente socialistas, es que nuestro objetivo final no es la equidad entre los géneros como tal, sino el desarrollo progresista de la especie humana en su conjunto. La crianza comunal de los niños bajo condiciones de abundancia material y riqueza cultural producirá seres humanos cuyas capacidades mentales y bienestar sicológico serán vastamente superiores a las de la gente en esta sociedad empobrecida, opresiva y dividida en clases. En un discurso de 1932 acerca de la Revolución Rusa, “¿Qué fue la Revolución Rusa?”, León Trotsky dijo:
“Verdad es que la humanidad ha producido más de una vez gigantes del pensamiento y de la acción que sobrepasaban a sus contemporáneos como cumbres en una cadena de montañas. El género humano tiene derecho a estar orgulloso de sus Aristóteles, Shakespeare, Darwin, Beethoven, Goethe, Marx, Edison, Lenin. ¿Pero por qué estos hombres son tan escasos? Ante todo, porque han salido, casi sin excepción, de las clases elevadas y medias. Salvo raras excepciones, los destellos del genio quedan ahogados en las entrañas oprimidas del pueblo, antes que ellas puedan incluso brotar. Pero también porque el proceso de generación, de desarrollo y de educación del hombre permaneció y permanece siendo en su esencia obra del azar; no esclarecido por la teoría y la práctica; no sometido a la conciencia y a la voluntad...
“Cuando haya terminado con las fuerzas anárquicas de su propia sociedad, el hombre trabajará sobre sí mismo en los morteros, con las herramientas del químico. Por primera vez, la humanidad se considerará a sí misma como una materia prima y, en el mejor de los casos, como un producto semiacabado físico y psíquico. El socialismo significará un salto del reino de la necesidad al reino de la libertad. También es en este sentido que el hombre de hoy, lleno de contradicciones y sin armonía, franqueará la vía hacia una nueva especie más feliz”.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/45/familia.html
submitted by ShaunaDorothy to communismo [link] [comments]


2016.06.07 04:08 ShaunaDorothy El enfoque marxista de la liberación de la mujer - El comunismo y la familia ( 2 - 2 ) (Mayo de 2016)

https://archive.is/7HsFd
Pero, ¿cómo se logrará esta reducción y redistribución del trabajo doméstico? En la transición de la dictadura del proletariado al comunismo pleno, la transformación de la familia es un corolario de la expansión de la producción y el aumento de la abundancia. Su extinción o desintegración es resultado del éxito económico. En el proceso, será remplazada por nuevas formas de vivir que serán inconmensurablemente más ricas, humanas y gratificantes. Bien puede haber la necesidad de desarrollar algunas reglas en el curso de esta transformación conforme la gente busque nuevos modos de vida. En el periodo de transición, será la tarea del colectivo democrático de los obreros, el soviet, construir alternativas y guiar el proceso.
Vogel no plantea la cuestión crucial: cuando la mujer se libere de la esclavitud doméstica, ¿será libre para hacer qué? ¿La reducción del tiempo que pase en el trabajo doméstico será compensada por un aumento comparable en el tiempo que pase en su trabajo, dos horas menos lavando ropa y trapeando pisos, dos horas más en la línea de ensamblaje de la fábrica? Ésa ciertamente no es la idea marxista de la liberación de la mujer.
Remplazar el trabajo doméstico y la crianza de los niños con instituciones colectivas son aspectos de un cambio fundamental en la relación entre producción y tiempo de trabajo. Bajo una economía socialista planificada, todo tipo de actividad económica —desde la producción de acero y computadoras hasta la limpieza de la ropa, los pisos y los muebles— pasará por un constante y rápido aumento en la cantidad de producto por unidad de trabajo aplicado. Mucho antes de que se logre una sociedad comunista, es probable que la mayor parte del trabajo doméstico ya se haya automatizado. Más en general, habrá una reducción continua del tiempo de trabajo total necesario para la producción y el mantenimiento de los bienes de consumo y los medios de producción.
En una sociedad plenamente comunista, la mayor parte del tiempo será lo que ahora llamamos “tiempo libre”. El trabajo necesario absorberá una porción tan pequeña de tiempo y energía que cada individuo se lo concederá libremente al colectivo social. Todos dispondrán del tiempo y de los recursos materiales y culturales necesarios para realizar trabajo creativo y gratificante. En los Grundrisse (1857), Marx cita la composición musical como ejemplo de trabajo genuinamente libre.
Los “feministas socialistas” falsifican la doctrina y la práctica bolcheviques
En 2005, Sharon Smith, figura dirigente de la ISO que se pretende una teórica, publicó un libro, Women and Socialism: Essays on Women’s Liberation (La mujer y el socialismo: Ensayos sobre la liberación de la mujer, Haymarket Books), del cual se espera una nueva edición revisada y expandida para este año [2015]. Un extracto de esta nueva edición, “Theorizing Women’s Oppression: Domestic Labor and Women’s Oppress-ion” [Teorizando sobre la opresión de la mujer: El trabajo doméstico y la opresión de la mujer], publicado en International Socialist Review (marzo de 2013), delinea lo que la ISO define como su nuevo enfoque del feminismo. La “teorización” de Smith se basa en gran medida en el concepto de que el trabajo doméstico no remunerado es el fundamento de la opresión de la mujer, como lo presenta Vogel en Marxism and the Oppression of Women: Toward a Unitary Theory.
Smith comienza criticando a Karl Marx y Friedrich Engels, un requisito esencial para acceder al medio feminista pequeñoburgués: “La manera en que Marx y Engels describen la opresión de la mujer presenta frecuentemente componentes contradictorios: en algunos sentidos cuestionando fundamentalmente el status quo de género, pero meramente reflejándolo en otros”. Smith critica incluso más agudamente la Revolución Bolchevique de 1917 en Rusia, un evento que los liberales, feministas o no, consideran en el mejor de los casos un experimento utópico fallido y, en el peor, el nacimiento de un estado policiaco totalitario.
Haciéndole el juego a los prejuicios anticomunistas, Smith afirma que los bolcheviques apoyaron el papel tradicional de la mujer, haciendo de la maternidad el más alto deber social: “A pesar de los enormes logros de la Revolución Rusa de 1917 —incluyendo la legalización del aborto y el divorcio, el derecho al voto y a contender por puestos públicos y la abrogación de leyes que criminalizaban la prostitución y la sexualidad gay—, ésta no produjo una teoría capaz de enfrentar las normas naturales heterosexuales o la prioridad dada al destino maternal de las mujeres”. Smith procede a citar una declaración de John Riddell, un historiador izquierdista que frecuentemente publica en la International Socialist Review de la ISO: “Las mujeres comunistas en ese periodo veían el tener hijos como una responsabilidad social y buscaban ayudar a las ‘mujeres pobres que desean experimentar la maternidad como la más elevada felicidad’”.
Apoyándose en una cita sacada de contexto, Smith y Riddell falsifican la doctrina y la práctica bolcheviques. Los bolcheviques veían el remplazo de la familia a través de métodos colectivos para la crianza de los niños no como un objetivo distante en una futura sociedad comunista, sino como un programa que estaban empezando a implementar en el estado obrero ruso soviético existente. Alexandra Kollontai, una de las dirigentes del trabajo bolchevique entre las mujeres, abogó por instituciones socializadas que asumieran completa responsabilidad por los niños y su bienestar físico y sicológico desde la infancia. En su discurso al I Congreso de Mujeres Trabajadoras de Toda Rusia en 1918, declaró:
“Gradualmente, la sociedad se hará cargo de todas aquellas obligaciones que antes recaían sobre los padres...
“Existen ya casas para los niños lactantes, guarderías infantiles, jardines de la infancia, colonias y hogares para niños, enfermerías y sanatorios para los enfermos o delicados, restaurantes, comedores gratuitos para los discípulos en escuelas, libros de estudio gratuitos, ropas de abrigo y calzado para los niños de los establecimientos de enseñanza. ¿Todo esto no demuestra suficientemente que el niño sale ya del marco estrecho de la familia, pasando la carga de su crianza y educación de los padres a la colectividad?”
—“El comunismo y la familia”, Editorial Marxista, Barcelona, 1937
En una sociedad socialista, el personal encargado del cuidado y la educación en guarderías, jardines de niños y las escuelas preescolares estará compuesto de hombres y mujeres. De este modo —y sólo de este modo—, podrá eliminarse la división ancestral del trabajo entre hombres y mujeres en el cuidado de los niños pequeños.
El punto de vista de Kollontai acerca del futuro de la familia no era inusual entre los dirigentes bolcheviques. En La mujer, el estado y la revolución: Política familiar y vida social soviéticas, 1917-1936 (Ediciones IPS, 2010), Wendy Goldman, una académica estadounidense de simpatías liberales feministas, escribe que Aleksandr Goijbarg, el principal autor del primer Código Sobre el Matrimonio, la Familia y la Tutela (1918), “alentaba a los padres a rechazar ‘su amor estrecho e irracional por sus hijos’. Según su punto de vista la crianza del estado ‘proveería resultados ampliamente superiores al abordaje privado, individual, irracional y no científico de padres individualmente “amorosos” pero “ignorantes”’”. Los bolcheviques no buscaban únicamente liberar a las mujeres del fastidio doméstico y la dominación patriarcal, sino también liberar a los niños de los efectos, frecuentemente nocivos, de la autoridad parental.
Los bolcheviques y el cuidado colectivo de los niños
Haciendo eco de Vogel, Smith escribe:
“Si la función económica de la familia obrera, tan crucial en la reproducción de la fuerza de trabajo para el sistema capitalista —y que al mismo tiempo forma la raíz social de toda la opresión de la mujer—, fuera eliminada, se sentarían las bases materiales para la liberación de la mujer. Este resultado sólo puede empezar a obtenerse mediante la eliminación del sistema capitalista y su remplazo por una sociedad socialista que colectivice el trabajo doméstico antes asignado a las mujeres”.
Aquí, el uso que hace Smith del término “trabajo doméstico” resulta ambiguo. ¿Se refiere únicamente a los quehaceres domésticos y al cuidado físico de los niños pequeños? ¿Y qué hay del “trabajo doméstico” que implica lo que se considera la tutela parental hoy día en EE.UU.? Smith no nos lo dice. Simplemente ignora la cuestión de las relaciones interpersonales entre las madres y sus hijos: escuchar y hablar con ellos de sus problemas, deseos y miedos; enseñarles los primeros pasos en el lenguaje y las bases de higiene, seguridad y otras tareas prácticas; jugar con ellos; ayudarles con su tarea. Al ignorar estas interacciones como parte del dominio colectivo, la idea del socialismo de Smith es enteramente compatible con la preservación de la familia, excluyendo los quehaceres domésticos.
¿Por qué esta ambigüedad en una cuestión tan crucial? La ISO apela a los jóvenes idealistas de la izquierda liberal promoviendo una versión del “marxismo” adaptada a sus puntos de vista y a sus prejuicios. Esta organización no toma casi nunca una posición sobre tema alguno que sea verdaderamente impopular en el medio de los radicales liberales estadounidenses. Las jóvenes feministas encontrarán muy atractiva la idea de una vida familiar sin quehaceres domésticos. Pero, ¿abandonar la perspectiva de un hogar familiar propio y la preocupación exclusiva por sus “propios” hijos? La audiencia pequeñoburguesa a la que se dirige Smith se horrorizaría ante el programa bolchevique para la transformación de la vida cotidiana a través de los métodos colectivos de vida. Como escribió Kollontai:
“La mujer, a la que invitamos a que luche por la gran causa de la liberación de los trabajadores, tiene que saber que en el nuevo estado no habrá motivo alguno para separaciones mezquinas, como ocurre ahora.
“‘Estos son mis hijos. Ellos son los únicos a quienes debo toda mi atención maternal, todo mi afecto; ésos son hijos tuyos; son los hijos del vecino. No tengo nada que ver con ellos. Tengo bastante con los míos propios’.
“Desde ahora, la madre obrera que tenga plena conciencia de su función social, se elevará a tal extremo que llegará a no establecer diferencias entre ‘los tuyos y los míos’; tendrá que recordar siempre que desde ahora no habrá más que ‘nuestros’ hijos, los del estado comunista, posesión común de todos los trabajadores”.
En 1929, el Partido Comunista (PC) ruso todavía llamaba por la extinción de la familia, a pesar del ascenso al poder político de una casta burocrática conservadora dirigida por I.V. Stalin cinco años antes. Pero como escribimos en “La Revolución Rusa y la emancipación de la mujer”: “Para 1936-37, cuando la degeneración del PC ruso ya estaba completa, la doctrina estalinista declaró eso un ‘craso error’ y llamó por una ‘reconstrucción de la familia sobre una nueva base socialista’”.
La familia como una construcción social
Mientras que Smith y Riddell afirman falsamente que el régimen bolchevique de los primeros años apoyaba el papel tradicional de las mujeres como principales cuidadoras de sus niños pequeños, Goldman lo critica por no hacerlo:
“Los bolcheviques les adjudicaban poca importancia a los poderosos lazos emocionales entre padres e hijos. Asumían que la mayor parte del cuidado necesario de los niños, hasta de los más pequeños, podía ser relegado a empleados públicos pagos. Tendían a menospreciar el rol del lazo madre-hijo en la supervivencia infantil y el desarrollo del niño en edad temprana, por más que hasta un conocimiento rudimentario del trabajo de guarderías pre-revolucionarias hubiera revelado las tasas de supervivencia escandalosamente bajas para niños pequeños en contextos institucionales y los obstáculos para el desarrollo infantil sano”.
Esta analogía es completamente inválida. El trato y la suerte de los niños pequeños en los empobrecidos orfanatorios de la Rusia zarista no pueden ser comparados de ningún modo con el cuidado colectivo de los niños en una sociedad revolucionaria. Un estado obrero, particularmente en un país económicamente avanzando, tendría los recursos humanos y materiales para proporcionar un cuidado para los niños pequeños muy superior en todos los aspectos al de una madre en el contexto privado del hogar familiar.
Más aún, los bolcheviques pusieron gran énfasis en la salud y el bienestar de las madres y los niños. El Código Laboral de 1918 proporcionaba un descanso pagado de 30 minutos al menos cada tres horas para alimentar a un bebé. El programa de seguridad maternal implementado ese mismo año proveía una licencia por maternidad pagada de ocho semanas, recesos para el cuidado infantil e instalaciones de descanso en las fábricas para las mujeres en el trabajo, cuidado pre y postnatal gratuito y pensiones en efectivo. Con la red de clínicas de maternidad, consultorios, comedores, guarderías y hogares para las madres y los bebés, este programa probablemente fue la innovación más popular del régimen soviético entre las mujeres.
Los feministas en EE.UU. y otros lugares denuncian frecuentemente la proposición de que “la biología determina el destino” como una expresión de machismo. Y, sin embargo, Goldman asume que las mujeres, o incluso los hombres, que no tienen relación biológica con los bebés ni los niños pequeños son incapaces de desarrollar los mismos sentimientos de protección hacia ellos que sus madres biológicas. Los padres de niños adoptados probablemente tendrán algo que decir contra esta idea. Pero la práctica moderna de la adopción en EE.UU. también está basada en la idea de que sólo en el contexto de una “familia” —ya sea de madre y padre biológicos, padres adoptivos o padres gay o transgénero— los niños pueden recibir el cuidado y el amor necesarios. Lejos de ser un hecho natural, la idea de que los niños sólo pueden desarrollarse con éxito en el contexto de una familia es una construcción social.
Cuando la gente vivía como cazadores-recolectores (durante la vasta mayoría de los 200 mil años en los que ha existido nuestra especie), la banda o la tribu, no “la pareja”, era la unidad básica de la existencia humana. Un ejemplo del pasado no muy distante viene del testimonio de los misioneros jesuitas del siglo XVII entre el pueblo de cazadores naskapi de Labrador. Como lo cuenta Eleanor Burke Leacock en su magnífica introducción a El origen de la familia, la propiedad privada y el estado de Engels (International Publishers, 1972), los jesuitas se quejaban de la libertad sexual de las mujeres naskapi, señalándole a un hombre que “no estaba seguro de que su hijo, que estaba ahí presente, fuera su hijo”. La respuesta del naskapi es reveladora: “Ustedes no tienen sentido. Ustedes los franceses aman sólo a sus propios hijos; pero nosotros amamos a todos los niños de nuestra tribu”.
La desaparición de las clases y la propiedad privada bajo el comunismo conduciría inevitablemente a la completa libertad en las relaciones sexuales y a la desaparición de cualquier concepto de legitimidad e ilegitimidad. Todo el mundo tendría acceso a los beneficios completos de la sociedad por el sólo hecho de ser ciudadano del soviet internacional.
La familia como portadora de la ideología burguesa
Vogel y Smith limitan implícitamente el concepto de trabajo doméstico a las actividades físicas. De ese modo, Smith escribe: “Las actividades cotidianas de la familia aún giran alrededor de la alimentación, el vestido, la limpieza y el cuidado en general de sus miembros, y esa responsabilidad aún recae principalmente en las mujeres”. Pero criar hijos con miras a su eventual ingreso al mercado laboral no es como criar becerros y corderos para el mercado ganadero. La reproducción de la fuerza de trabajo humana no tiene sólo un componente biológico, sino también uno social, es decir ideológico. Llevar a un niño a la iglesia o a recibir educación religiosa también es una forma de trabajo doméstico, importante a su modo para la preservación del sistema capitalista; lo mismo sucede con llevar a un niño a ver una película que glorifica los “valores familiares”, el patriotismo, etc. La familia es la principal institución a través de la cual la ideología burguesa en sus distintas formas se transmite de una generación a la siguiente.
En El ABC del comunismo (1919), escrito por dos dirigentes bolcheviques, Nikolai Bujarin y Evguenii Preobrazhensky, se explica cómo la diminuta minoría de capitalistas no puede dominar a la clase obrera utilizando sólo la fuerza física y la coerción impuestas por la policía y el ejército. La preservación del sistema capitalista también requiere de la fuerza de las ideas:
“La burguesía comprende que no puede someter a la clase obrera con la sola fuerza bruta. Sabe que es necesario nublar también el cerebro... El estado capitalista educa especialistas para el acretinamiento y la doma del proletariado: maestros burgueses y profesores, curas y obispos, plumíferos y periodistas burgueses”.
Bujarin y Preobrazhensky señalaron tres instituciones fundamentales para mantener el dominio ideológico de la burguesía: el sistema educativo, la iglesia y la prensa (los medios masivos actualmente incluyen también al cine, la televisión y el Internet).
En los países capitalistas avanzados, en los que los niños son normalmente considerados propiedad de sus padres, la familia tiene relaciones distintas con cada una de esas instituciones. A partir de los cinco o seis años, los niños están legalmente obligados a asistir a la escuela (pública o privada) y los niños más chicos con frecuencia van a preescolar. Desde muy temprana edad, los niños ven televisión; algunos padres, más frecuentemente las madres, controlan lo que ven. A diferencia de los maestros y los productores de televisión, los clérigos no tienen un acceso tan automático a los niños pequeños: en EE.UU. y otros países, los padres deciden si sus hijos reciben adoctrinamiento religioso o no. Al menos al inicio, este adoctrinamiento les es impuesto a los niños en contra de sus deseos subjetivos. Probablemente no hay en el planeta un niño de cuatro o cinco años que prefiera asistir a servicios religiosos en vez de jugar con otros niños.
Tomemos el caso de un niño de diez años cuyos padres son católicos practicantes. Desde que tiene memoria lo han llevado a misa. Ha ido a una escuela católica en vez de ir a la escuela pública, o adicionalmente a ésta. En casa, ha escuchado rezos antes de cada comida y experimentado múltiples expresiones de fe religiosa en la vida doméstica cotidiana. Hay grandes probabilidades de que un niño como éste suscriba las creencias y doctrinas católicas al menos hasta una etapa posterior de su vida en la que se vea libre de la autoridad de sus padres.
Por otro lado, veamos ahora el caso de un niño de diez años cuyos padres no son religiosos. Su conocimiento de la religión está limitado a lo que ha aprendido en la escuela pública e información ocasional obtenida de programas de televisión, películas y discusiones con otros niños de mentalidad religiosa. Un niño así casi seguramente no será religioso. Pero no tener religión no inmuniza a un niño de otras formas probablemente “progresistas” de ideología burguesa. Un niño criado por padres que suscriben el “humanismo secular” muy probablemente se considerará políticamente liberal en EE.UU. o socialdemócrata en Europa, y probablemente demostrará elitismo intelectual. Así mismo, existe una corriente del libertarismo ateo (asociada con Ayn Rand) que glorifica el individualismo egoísta y el capitalismo de “libre mercado”. La religión no es la única forma de ideología burguesa reaccionaria.
La familia oprime a los niños al igual que a las mujeres, y deforma muchísimo la conciencia de los hombres también. Los feministas, liberales y “socialistas”, ignoran este hecho social fundamental, si no es que abiertamente lo niegan. Para éstos, reconocer que la opresión de los niños es intrínseca a la familia significaría (¡horror de horrores!) criticar el comportamiento socialmente condicionado de las mujeres en su papel de madres. Marxistas autoproclamados como Vogel y Smith, que promueven la tesis de que el trabajo doméstico es la base de la opresión de las mujeres, tratan implícitamente a las mujeres como si sólo hicieran bien a sus hijos.
Contra la represión sexual de los niños
Aunque la mayoría de los feministas condenarían el abuso físico de los niños, en los hechos permanecen indiferentes al abuso sicológico. Por tomar sólo un ejemplo, los hijos de padres fundamentalistas cristianos (católicos o protestantes) sufren la tortura mental de creer que irán al infierno si no se portan bien.
La represión sexual de los niños, que se extiende a la adolescencia, está bastante más extendida y causa daños sicológicos más graves. La sociedad capitalista está diseñada para penalizar la expresión de sexualidad de los niños desde el nacimiento. Incluso los padres más instruidos no pueden proteger a sus hijos de la ideología moralista y antisexo que permea la sociedad estadounidense —desde los pasillos decorados en azul y rosa en las jugueterías hasta la prohibición de desnudez en público y la demonización de la actividad sexual de los niños, incluida la masturbación—. Como principales cuidadoras de los bebés y los niños pequeños, las madres (más que los padres), inician el proceso de represión sexual, enseñándoles a los niños a sentirse avergonzados de sus cuerpos y a suprimir su curiosidad natural.
August Bebel, uno de los principales dirigentes de la socialdemocracia alemana a finales del siglo XIX y principios del XX, parece un libertario sexual radical en comparación de los “feministas socialistas” de hoy en día. En La mujer y el socialismo, insistía:
“La satisfacción del instinto sexual es asunto personal de cada uno lo mismo que la satisfacción de cualquier otro instinto natural. Nadie tendrá que dar cuentas a otro ni se entremezclará nadie a quien no se le llame... El hecho de que desaparezca esa vergüenza tonta y ese ridículo secreto para hablar de las cosas sexuales, dará al trato entre los sexos una forma mucho más natural que hoy” [énfasis en el original].
Uno puede leer cientos de páginas escritas por los “feministas socialistas” modernos sin encontrar un solo argumento de que una sociedad socialista le permitirá a todo mundo satisfacer mejor sus deseos y necesidades sexuales.
El futuro comunista
Bajo el comunismo, la gente tendrá la genuina y auténtica libertad de construir y reconstruir sus relaciones interpersonales. Desde luego, esta libertad no es absoluta. La humanidad no puede trascender sus características biológicas y su relación con el entorno natural. El hombre y la mujer comunistas también envejecerán y morirán. Tampoco es posible borrar por completo el pasado y construir la sociedad desde cero. La humanidad comunista heredará, para bien y para mal, el legado cultural acumulado de nuestra especie. No podemos s aber qué prácticas sexuales existirán en la sociedad comunista porque serán determinadas en el futuro. Cualquier proyección, y más aún una prescripción, llevaría consigo las actitudes, los valores y los prejuicios formados en una sociedad de clases represiva.
Una diferencia fundamental entre los marxistas y los feministas, ya sean liberales o supuestamente socialistas, es que nuestro objetivo final no es la equidad entre los géneros como tal, sino el desarrollo progresista de la especie humana en su conjunto. La crianza comunal de los niños bajo condiciones de abundancia material y riqueza cultural producirá seres humanos cuyas capacidades mentales y bienestar sicológico serán vastamente superiores a las de la gente en esta sociedad empobrecida, opresiva y dividida en clases. En un discurso de 1932 acerca de la Revolución Rusa, “¿Qué fue la Revolución Rusa?”, León Trotsky dijo:
“Verdad es que la humanidad ha producido más de una vez gigantes del pensamiento y de la acción que sobrepasaban a sus contemporáneos como cumbres en una cadena de montañas. El género humano tiene derecho a estar orgulloso de sus Aristóteles, Shakespeare, Darwin, Beethoven, Goethe, Marx, Edison, Lenin. ¿Pero por qué estos hombres son tan escasos? Ante todo, porque han salido, casi sin excepción, de las clases elevadas y medias. Salvo raras excepciones, los destellos del genio quedan ahogados en las entrañas oprimidas del pueblo, antes que ellas puedan incluso brotar. Pero también porque el proceso de generación, de desarrollo y de educación del hombre permaneció y permanece siendo en su esencia obra del azar; no esclarecido por la teoría y la práctica; no sometido a la conciencia y a la voluntad...
“Cuando haya terminado con las fuerzas anárquicas de su propia sociedad, el hombre trabajará sobre sí mismo en los morteros, con las herramientas del químico. Por primera vez, la humanidad se considerará a sí misma como una materia prima y, en el mejor de los casos, como un producto semiacabado físico y psíquico. El socialismo significará un salto del reino de la necesidad al reino de la libertad. También es en este sentido que el hombre de hoy, lleno de contradicciones y sin armonía, franqueará la vía hacia una nueva especie más feliz”.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/45/familia.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.02.23 22:04 Kokriter Tercer día - Nuevo en la comunidad

Hola a todos! Soy nuevo en la comunidad y es mi tercer día de abstinencia. Tengo muchas preguntas que quisieran que me respondan pero les contaré antes cómo es que llegue hasta aquí.
Tengo 24 años, tengo una novia hermosa y muy comprensiva, y un trabajo que se podría decir que es bueno. Empecé a mirar pornografía mas o menos como a los 11 años. Mi consumo en la adolescencia era más frecuente y aunque haya tenido varias parejas sexuales, éste consumo no disminuyó (ni tampoco la masturbación). Tuve un período en el que estuve sin novia por casi 2 años y fue ahí cuando mi consumo aumentó al punto de casi no querer socializar, estar en casa todo el día jugando, viendo porno y masturbándome. Llegué a punto de darme cuenta que el porno "común" o suave ya no me causaba nada y el nivel de perversión que buscaba cada vez era mayor, pasando por masoquismos, lesbianas, porno gay, de transexuales, zoofilia, etc y un largo etc incluso a veces llegando a porno ilegal. Todo esto más que crear un estado de agotamiento físico, creó en mi un malestar... digamos que "espiritual", no soy un fanático religioso pero ver estas imágenes constantemente y masturbarme por verlas creó una distorsión de identidad en mí. Desde los 11 años he creído que el sexo era como una película porno y esto afectó mucho en mis relaciones con mujeres puesto que tenía dificultades (la mayoría de veces) para eyacular o para concentrarme porque mi mente no podía centrarse en la realidad sino que solo estaba acostumbrada a ver todo en tercera persona (como un video porno). Acostumbrado a esa constante frustración, siempre creí que esa era la forma normal de cómo era yo hasta que caí en la cuenta que era debido al porno y la masturbación. No fue hasta que empecé con mi gran novia (llevamos casi ya 2 años) hasta que le presté atención a este problema. Si bien el consumo de porno después de estar con ella disminuyó, era constante casi todo los días, por lo menos unos minutos al día o dejando un día por algún motivo, y la masturbación iba seguidamente. Cuando manteníamos relaciones al comienzo era lo mismo de siempre, no podía eyacular. Posteriormente fui educando mi mente para poder llegar a la eyaculación, pero esto lo hacía imaginandome fantasías "porno" llena de depravasiones en donde incluso a veces incluía a mi novia solo por llegar al clímax y después de haberlo conseguido me sentía mal conmigo mismo por hacerlo. Esto fue así hasta hace dos días en donde por primera vez no pude conseguir una erección y aunque a mi novia no le importó y lo comprendió yo me sentí profundamente afectado. Había intentado en otras ocasiones dejar de ver porno y masturbarme no tan seguido pero no le tomé la seriedad adecuada. Pero lo de ese día sí me marcó. Me di cuenta que el 90% del día, mi cabeza andaba llena de imágenes pornográficas y que solo me concentraba en sexo y mirar culos y fantasear y masturbarme por lo menos 1 vez todos los días. Incluso, como otro usuario puso por ahí, el hecho de ver porno gay o de transexuales causo un malestar en mi propia identidad sexual puesto que si bien me considero una persona heteresexual de toda la vida, el hecho de querer ver porno más duro me llegó a hacer ver el de ese tipo. Me sentía mal, culpable, antes usaba la excusa de que no tenía una mujer que me ame y que mi vida era una mierda. Ahora no la tengo, si bien mi vida no es perfecta. Tengo a una gran compañera, un buen trabajo y una estabilidad familiar (que comparada con años anteriores) es buena. El día de ayer tomé la desición de dar un paso distinto para cambiar esta situación y le conté de mi problema a mi novia. Así tal cual, se lo dije con lágrimas en los ojos y ella con una mirada tierna me entendió y me dijo que me ayudaría y que no tenía por qué sentirme mal, ella misma estaría al tanto de si veo o no veo porno y me llamaría la atención si lo hice. Me dado cuenta que no podía pedir más, con este día ya son 3 en los que no me toco ni veo esas cosas. Debo confesar que siento mi mente un poco extraña puesto que la siento "vacía" la mayor parte del día, siento que mi libido también ha disminuído y me preocupa un poco que esto afecte a la vida sexual con mi pareja, espero que ese líbido aumente con el pasar de los días.
También me preocupa que el hecho de tener relaciones con ella entorpezca mi "purga" mental. Pero como leí en la Wiki, esto dependen de la situación de cada persona. Pienso que masturbarme y tener relación sexual con la persona que amas son cosas muy distintas.
Espero sus opiniones y encantado de formar parte de esta comunidad. Saludos!
submitted by Kokriter to NoFapES [link] [comments]


2015.04.04 16:40 josema3 CASTRAMIENTO MASIVO

Es importantísimo no pasar por alto un asunto de extraordinaria gravedad que es el de la “estrogenización del medio ambiente y de las sociedades”:
Ante todo, ¿qué son los estrógenos? Los estrógenos son las hormonas femeninas, la sustancia opuesta a los andrógenos. Como ejemplos de estrógenos, tenemos compuestos como el estradiol, la estrona, el estriol o la progesterona ―aunque ésta sea un progestágeno, otro tipo de hormona femenina.
Como ejemplos de andrógenos u hormonas masculinas tenemos la androsterona, la androstenediona, el androstenediol, el DHEA, la DHT (dihidrotestosterona) y la más conocida: la testosterona.
Sin embargo, lo que más nos interesará tratar aquí serán los xenoestrógenos. Estos compuestos difieren de los arquiestrógenos (los estrógenos naturales) en que son sintéticos, y que se hallan en productos artificiales (como el omnipresente plástico, por poner solo un ejemplo, introducidos en el mundo por empresas químicas, agrarias e industriales en los últimos 70 años. Los xenoestrógenos se encuadran en los llamados Disruptores Endocrinos o DE’s (también llamados "estafadores químicos"), sustancias artificiales que pululan por el ambiente gracias a la contaminación e imitan los efectos de los estrógenos naturales, actuando como potentes mensajeros hormonales y propiciando cambios importantes en personas y animales (especialmente peces y anfibios).
Hoy en día, gracias a la contaminación imperante, la estrogenización ambiental es altísima. Encontramos estrogenización en el recubrimiento interior de latas y de botellas, los aditivos en la comida procesada, el olor que despiden los materiales del interior de un coche, los aires acondicionados, las sustancias químicas vertidas en el agua, la infinita gama de plásticos que nos rodea… se trata de una verdadera plaga. Tanto es así que incluso en las tribus tercermundistas más aisladas del mundo se han encontrado claros efectos de estrogenización, infiltrada a través del aire y del agua.
En España, la población está más estrogenizada cuanto más al Sur y especialmente al Este, y menos estrogenizada cuanto más al Oeste y especialmente al Norte. Esto se debe a la mayor industrialización, urbanización y densidad de población del Mediterráneo, lo cual inevitablemente implica una inmensa contaminación de ese mar y de las zonas cercanas.
El caso es que, juntos, tenemos una serie de factores (tanto químicos como espirituales) que hacen que en nuestro mundo moderno, la balanza "yin-yang" (que debería ser de 50-50), se desequilibre claramente a favor del yin, produciendo todo tipo de abominaciones, enfermedades, neurosis y desahogos. Y es que, por mucho que algunos sigan desgañitándose con la vigencia del espíritu o de la mente y la no-vigencia del cuerpo, lo científicamente cierto es que las hormonas son los mensajeros biológicos más potentes que existen, y que incluso cantidades minúsculas condicionan nuestros actos en grandísima medida.
No hay que olvidar que lo que diferencia a hombres de mujeres tanto física como psicológicamente, se debe, en primera instancia, al predominio de andrógenos o estrógenos. No se puede, por tanto, vivir en un ambiente altamente estrogenizado como el nuestro sin pagar las consecuencias.
Es simbólico que esta estrogenización química que padecemos venga muy en sintonía con la estrogenización espiritual y mental que sufre el mundo (particularmente la Civilización Occidental), y de la cual no es más que la contrapartida material.
La música está estrogenizada, tenemos un auge de la mentalidad pasiva, cobarde, hippiesca y pacifista, vivimos en una era de dramas sentimentaloides, inseguridades personales, videoclips para niñatas aburridas, gente débil que se ahoga en su frustración a solas, cacaos mentales, indecisiones variadas, ropa de colorines, miedo a decir las cosas tal cual son, una completa falta de fuerza de voluntad.
La estrogenización mezclada con el miedo como dispositivo de control social, utilizado constantemente por el poder, nos ha convertido en las sociedades humanas más pusilánimes de la historia.
Las consecuencias de la estrogenización ambiental (tanto química como espiritual) sobre nuestra sociedad, se plasman en una serie de síntomas que creo que cualquier persona con dos dedos de frente reconocerá instantáneamente. Son las siguientes:
• Adelanto de la pubertad en las niñas. Casos de primeras menstruaciones a los nueve, ocho, siete e incluso seis años de edad. Pechos anormalmente grandes, niñas sexualmente maduras, con cuerpo de mujer pero cerebro de niña, incapaces de controlar sus miasmas hormonales y que luego cometerán errores de los cuales acaban arrepintiéndose con el tiempo. Es como darle a un niño de 10 años el cuerpo de un hombre de 23 años ―en una palabra, equivale ni más ni menos que al retraso mental. Desfase de edad en las relaciones de pareja: un varón de 18 años sexualmente inmaduro no atraerá ni a las de 14 años, que buscarán hombres mucho mayores que ellas.
• Adelanto de la edad de envejecimiento en las mujeres. Consecuencia del punto anterior. Esto se debe a dos motivos: el adelantamiento prematuro de la adolescencia, y la promiscuidad inevitablemente asociada a una persona con una edad mental de 12 años y una edad hormonal de 20 (como es sabido, la promiscuidad femenina hace que las mujeres envejezcan, mientras que está demostrado que, a mayor cantidad de parejas tenidas, mayor la frustración psicológica y tendencia a neurosis), por la simple razón de que sus actos van condicionados por un exceso hormonal que ni sus cuerpos ni su madurez mental están preparados para asimilar o canalizar como es debido. La "quema" moral inducida por haber tenido muchas parejas a una edad prematura es también causa de que, a partir de ciertas edades, después de mil guarradas realizadas, las jóvenes modernas sean ya incapaces de enamorarse, habiendo perdido la ilusión juvenil para el resto de sus días. El hecho de andar zorreando desde tempranas edades aleja a las chicas de su verdadera misión natural y genética (prepararse para la maternidad) y del deporte, con lo cual, cuando les llega el bajón hormonal post-adolescencia, el efecto acumulado de años de pereza, indolencia y vagancia se deja manifestar, generalmente en la forma de la obesidad y/o de otras formas de degradación física y mental.
• Retraso de la llegada de la menopausia. Esto puede inducir a tener hijos a mujeres que ya no tienen cuerpo como para parir, con el resultado de una prole de menor calidad genética, así como un mayor índice de defectos de nacimiento y abortos espontáneos.
• Retraso de la pubertad en los varones. Vemos chavales de 15 años que a todos los efectos aun son niños físicamente.
Incluso tíos de 18 años que aun no han sacado cuerpo de hombre, ni anchura de hombros, ni estrechez de cintura, y que en cambio, sospechosamente, han acumulado extrañas cantidades de grasa en cintura, glúteos y muslos. A esto añadimos la total falta de cultura deportiva que impera hoy. Por otro lado, existen ya muchos estudios que demuestran que, desde que comienza la pubertad, la mayoría de los jóvenes modernos van perdiendo (gracias a la estrogenización, la contaminación ambiental y hábitos perniciosos) calidad seminal, movilidad de espermatozoides y, por ende, fertilidad ―cosa que, llevada al extremo, produce esterilidad. Emanciparse del círculo vicioso que la produce me parece una necesidad de primer orden para cualquiera que se considere a sí mismo un hombre.
• Incremento espectacular de los casos de cáncer de mama. Uno de los efectos de los estrógenos es aumentar el tamaño de las glándulas mamarias. Llevado a su extremo, esto acaba convirtiéndose en la multiplicación descontrolada de sus células ―es decir, en un tumor maligno. También se ha adelantado increíblemente la edad de la enferdedad: están apareciendo casos de mujeres que a los 20-30 años ya presentan síntomas de cáncer de mama.
• Feminización física y psicológica de los hombres. No se puede tener a una generación de varones que han estado sometidos a una fuerte influencia química y espiritual feminizante sin pagar las consecuencias: hombres con las caderas más anchas que los hombros, chasis esqueléticos, cinturas anchas, culos gordos y vientres prominentes, sin contar el aumento de casos de malformación genital, testículos mal colocados, ambigüedad sexual, micropenes y sobre todo, hombres que no se sienten hombres ni se identifican con el papel masculino. La diferencia entre las mujeres estrogenadas y los hombres estrogenados es que las primeras son (en teoría) "más mujeres" y están más fuertemente sexuadas, mientras que los segundos son "menos hombres", y están más castrados. Con esto realmente está todo dicho.
• Irregularidad en las menstruaciones, incluso de chicas jóvenes que deberían ser fértiles. El equilibrio hormonal femenino es sumamente delicado; una mujer hormonalmente bien equilibrada, con buena alimentación y de buena salud, debería tener el periodomatemáticamente cada 28 días, lo cual es señal de fertilidad y de que el cuerpo funciona bien conforme a los ciclos lunares. Esto es lo normal. Hoy, con las diversas neurosis, basuras psicológicas, una dieta completamente sucia y demencial, una vida patética y una estrogenización generalizada, hay pocas mujeres que puedan predecir el día exacto en el que les va a venir la regla, que les puede llegar a los 26 días, o a los 32, o incluso saltos más bruscos que estos.
• Aumento sin precedentes de la homosexualidad y de las tendencias femeninas en los hombres. Incluso en el caso de que no estén directamente "en la otra acera", muchos jóvenes tienen comportamientos, formas de pensar y reacciones extrañas, más propias de mujeres que de hombres. Tenemos también una importante proporción de hombres jóvenes que, sin ser tampoco de la orilla de enfrente, están demasiado en contacto con su "lado femenino" y no tienen reparos en "probar cosas nuevas". Se trata de la indecisión y la falta de claridad interior producidas por tener mucha más hormona femenina de lo que es normal en un hombre.
• Sobreprotección de la mujer mediante medidas sociales exageradas. En el pasado, con nuestras conquistas, nuestras invenciones, nuestras luchas y nuestros trabajos y sacrificios, los hombres contribuimos a crear un mundo mejor. La feminización social se ha traducido en una hostilidad hacia la masculinidad y una desconfianza hacia la sexualidad y la agresividad masculinas, como si no fuesen las fuerzas primordiales que han conquistado derechos que todavía disfrutamos hoy pese a que los estamos perdiendo.
• Aumento de la promiscuidad femenina. Imaginémonos un mundo androgenizado en lugar de estrogenizado. Es innegable que esto incidiría de manera muy fuerte en la promiscuidad masculina. Lo mismo está pasando hoy en día con las mujeres.
• Infertilidad en ambos sexos, en el caso de las mujeres, por romper el delicado equilibrio hormonal y sus ciclos de ovulación (dando como resultado partos prematuros y otros problemas), y en el caso de los hombres, por contrarrestar los efectos de los andrógenos. Esto, que supondría la tragedia de cualquier pareja, se convierte en una increíble fuente de ingresos para las clínicas de fertilidad, y también supone sustanciosos ingresos para el negocio de la adopción y el impulso del mestizaje por adoptar niños procedentes de países tercermundistas.
Sin embargo, hay buenas noticias para las parejas o los individuos que creen que son infértiles: en la mayoría de los casos, se trata de algo reversible mediante una dieta decente y un estilo de vida más sano y natural. Si se ponen las pilas, lo normal es que recuperen la capacidad de perpetuar sus genes.
submitted by josema3 to podemos [link] [comments]


2015.03.22 07:12 teto_medina Venus entre líneas?

Corría el año 2003... Yo era un pequeño e inocente púber. En un acto de absoluta rebeldía me quedé despierto a escondidas para ver Nivel X a las 12 de la noche en Magic Kids. Durante un corte, cambié a MTV para recrearme con alguna canción de moda. Pocos minutos después, me di cuenta que seguramente el corte había terminado y Nivel X había vuelto. En ese momento mi cerebro me jugó una mala pasada, y el número de canal de Magic Kids se ahogó en una laguna de amnesia. En un acto de desesperación y prisa, me di cuenta que iba a tener que buscar el canal con los botones de "flechas". Como MTV estaba en el 63, uno de los últimos canales de la señal de cable, y Magic estaba entre los primeros 20, decidí sacar ventaja aprovechando el avance cíclico de los canales. Avancé a toda velocidad con la " flecha" hacia arriba... 67... 68... 69... 70... UN GRITO! otro grito. Una mujer gritando. En el canal 99 había una mujer gritando y balbuceando frases cortas y repetitivas en un inglés que en esa época no entendía. Lo único que podía ver eran líneas. Líneas blancas, negras, grises, puntos y estática que se movían por la pantalla, mientras la mujer del 99 seguía gritando y repitiendo las frases con más intensidad. Después de unos segundos de estática, una franja recorrió la pantalla. Una franja a color, pero distorsionada, con una franja verde que la acompañaba, y más estática blanca y negra. Debido a la curiosidad que me dio ver lo que parecía un busto femenino, pero distorsionado y estirado, decidí esperar para ver si ese fenómeno se repetía. No pasaron 5 minutos, y otra imagen apareció. Pero esta vez no hubo estatica ni franjas que se movían. Era una pareja teniendo relaciones de forma explícita. Y en esta imagen, las personas tenían la piel azulada, pelo blanco, como si de un negativo se tratase. Y a pesar de que esa imagen fue devorada pocos segundos después por la estática y las franjas de colores, pude leer una palabra en la esquina superior derecha de la pantalla: Venus
Bueno, después del cuentito va la pregunta. Por qué ahora si pongo el 99, no se puede ver más venus codificado? Siento que el cable me robó parte de mi adolescencia
submitted by teto_medina to argentina [link] [comments]


Formas de relación y de comunicacion adolescentes Estaban Solos En Sala De Clases Y Empezaron A Tener ... RELACIONES SEXUALES EN LA ADOLESCENCIA - YouTube Relaciones de pareja conscientes en la adolescencia Relaciones fugaces en adolescentes y jóvenes ARAMUS: Adolescentes hablan sobre las relaciones de pareja y la violencia de género. Diálogos en confianza (Familia) - Relaciones de pareja en ... Adolescentes hablan sobre las relaciones de pareja y la violencia de género

Las Relaciones de Pareja en los Adolescentes de Cuenca: su ...

  1. Formas de relación y de comunicacion adolescentes
  2. Estaban Solos En Sala De Clases Y Empezaron A Tener ...
  3. RELACIONES SEXUALES EN LA ADOLESCENCIA - YouTube
  4. Relaciones de pareja conscientes en la adolescencia
  5. Relaciones fugaces en adolescentes y jóvenes
  6. ARAMUS: Adolescentes hablan sobre las relaciones de pareja y la violencia de género.
  7. Diálogos en confianza (Familia) - Relaciones de pareja en ...
  8. Adolescentes hablan sobre las relaciones de pareja y la violencia de género

¿Cómo educar hijos de 12-18 años? Técnicas para educar y disciplinar en la adolescencia - Duration: 14:00. Psicólogo y Coach Fernando Pineda 1,324,575 views ¡No Te Pierdas Ningún Video! SUSCRÍBETE → http://www.youtube.com/user/historiaspositivas?sub_confirmation=1 Visita → https://historias.guru/ ¡Hola Amante de ... Si tienes un hijo o hija adolescente y está enamorado, seguro te diste cuenta porque se la pasa suspirando, escuchando canciones románticas, usa perfumes y l... Un tipo de noviazgo que se da de forma generalizada en la adolescencia es la llamada relación fugaz, que se pueden caracterizar como superficial, breve y con muy poco compromiso. María Solano ... La escalera cíclica de la violencia de género en la adolescencia - Duration: 13:44. Dori Fernández 533,734 views. ... 10 cosas que no debes soportar en pareja - STOP relaciones tóxicas ... La información contenida en este vídeo es de carácter educacional y está basada en mi experiencia como psicóloga y madre. De ningún modo sustituye la relación directa con un profesional de ... 4 Secretos para tener una relación de pareja feliz - AutoayudaPractica.com / Diego Lossada ... RELACIONES SEXUALES EN LA ADOLESCENCIA - Duration: 4:52. Abre Tus ojos Recommended for you. Imaginarte Films presenta un reportaje de Abre tus ojos sobre el inicio de las relaciones sexuales en la adolescencia.